domingo, 31 de enero de 2010

¿Jubilacion a los 67? Fatal para las pensiones


Se abrió la caja de los truenos. Lo que ya nos temíamos se ha hecho público. El sistema de pensiones actual, a largo plazo es inviable.

La situación de la Seguridad Social es buena. Aunque se ha reducido el superávit de esta, sigue habiendo fondos para muchos años. Las crisis y las expansiones económicas influyen desde luego en las arcas, pero lo importante no es tanto como se comporta en los ciclos sino a la larga.

Y lo cierto es que a la larga la Seguridad Social tendrá déficit. ¿Qué quiere esto decir? Que da igual si hay expansión o crisis, la Seguridad Social no podrá pagar las pensiones futuras.

¿Solución propuesta desde el Gobierno? Que en lugar de a los 65, los españoles nos jubilemos a los 67. ¿Puede esto aliviar el problema? Vamos a demostrar en este artículo porque retrasar la jubilación podría resultar fatal a la larga.

El sistema actual se paga mediante cotizaciones. Los cotizantes, es decir, los que pagan son aquellos que están trabajando. Los beneficiarios son, entre otros, aquellos que se jubilan, que han dejado de trabajar. Por lo general, mayores de 65 (aunque hay muchos casos de jubilados anticipados).

El sistema está construido de manera que los que trabajan ahora pagan las pensiones de los que están jubilados. Es decir la viabilidad del sistema depende de que:

Cotizaciones de los trabajadores > Pensiones de los jubilados

El problema es que la población española envejece, y lo hace a ritmo alarmante de manera que cada vez habrá menos trabajadores por pensionista.

Si la inmigración no lo impide la situación más crítica se estima que empezará cuando los nacidos en 1977 se jubilen, que coincide, si observan las pirámides de población española, cuando terminó el “Baby Boom” y empezó a descender la natalidad.

Así las cosas, si el sistema se mantiene con una jubilación a los 65 el sistema estará en una situación crítica en torno al año 2042 y durará unos cuantos años hasta que progresivamente vayan muriendo la generación de los 70. Teniendo en cuenta que cada vez vivimos más años, puede que esta situación crítica se alargue más de una década.

¿Solución? Según el gobierno podría estar en retrasar la edad de jubilación. Indudablemente esto busca que haya más cotizantes, más tiempo y menos jubilados menos tiempo. En teoría y dejando de lado que nos pueda gustar o no, parece una solución razonable.

Sin embargo es un craso error. Retrasar la edad de jubilación no solucionará el problema de fondo de las pensiones. Dicho de otro modo:

Ni aumentará el numero de cotizantes (trabajadores)
No garantiza que se vaya a reducir el gasto
Ni solucionará el problema del envejecimiento

¿Por qué? Hemos visto que desde luego, si dejamos de lado todos los demás factores, retrasar la edad de jubilación disminuye la proporción pensionistas-trabajadores.

Pero es que no podemos dejar de lado los demás factores pues también afectan y mucho al sistema de la Seguridad Social.

1º No garantiza que se reduzca el gasto
Porque retrasar la edad de jubilación provocará más bajas. Aunque vivamos más años no significa que vivamos mejor. El cuerpo humano se deteriora de forma irreversible y cuantos más años tenemos peor podemos ejercer trabajos manuales (y en menor medida intelectuales). ¿Se imaginan bomberos u obreros hasta los 67? Pobrecillos. Estos gastos no afectan a la SS pero sí a las arcas del Estado a través de las partidas de Sanidad.

2º No aumenta el número de cotizantes
El número de cotizantes que duda cabe que depende del número de personas que haya trabajando y por ende del nivel de empleo del país. Mover la jubilación no altera este principio.

Peor aún, afecta a las generaciones que van detrás, pues como veremos en el punto
siguiente, retrasa la incorporación de los jóvenes al mercado laboral.

3º Envejece más todavía la población
¿Cómo? ¿Qué envejece la población? ¿Como puede la edad de jubilación afectar al envejecimiento poblacional? Pues aunque crean que estoy loco, así es. La edad de jubilación y el envejecimiento poblacional están relacionados.

Dejemos por un momento de lado los ciclos económicos, crisis, expansiones y todas aquellas cuestiones que afectan al nivel de empleo. Formulemos ahora la cláusula favorita de los economistas, el famoso “Céteris Páribus” e imaginemos todo lo demás constante.

En un país con un numero de empleos limitados, hay que tener en cuenta que los jóvenes solo pueden entrar en el mercado laboral en la medida en que las personas mayores lo van abandonando (es decir, se van jubilando).

En España se estima que la edad de incorporación al mercado laboral de la juventud se ha retrasado y ronda los 27 años con empleos generalmente temporales y precarios. Es decir la estabilidad laboral, aquella que da la posibilidad de emanciparse y tener hijos no se alcanza en España hasta bien entrados los 30.

Si, ceteris páribus, retrasamos la jubilación a los 67, es de suponer, que la edad de entrada de la juventud en el mercado se retrasará hasta un máximo de 2 años.

Retrasar la edad de entrada en el mercado laboral de la juventud es condenarla a retrasar su edad de emancipación del hogar. Consecuencia inmediata, se retrasa la formación de núcleos familiares. Menos parejas, se forman más tarde, …¿ven a donde quiero llegar?

Efectivamente, si las parejitas no pueden comprar una casa, porque sus empleos los consiguen cada vez más tarde, indudablemente tendrán los hijos más tarde, si es que los tienen, pues también el periodo fértil de la mujer es limitado.

Retrasar la edad de jubilación afecta por tanto a la juventud de manera que, al reducirse las oportunidades de empleo se reducirá la natalidad agravando el envejecimiento.

SOLUCION A LAS PENSIONES
No me gusta acabar los artículos con un tono negativo así que voy a proponer una solución constructiva al problema de las pensiones. ¿Qué se puede hacer para solucionar este problema? Dejando de lado una extravagante solución (adelantar la jubilación para que los jóvenes podamos entrar antes al mercado laboral) voy a evocar una frase de una famosa serie de ciencia ficción. Si los españoles queremos solucionar el tema de las pensiones:

“Mas nos vale empezar a tener hijos”

La solución a las pensiones es tan fácil como evidente. Si queremos seguir con el sistema actual de solidaridad intergeneracional las generaciones futuras tenemos que ser tan numerosas como las pasadas. Ni más ni menos.

¿Por qué no una política más rigurosa de control de la población?

Olvidemos por un momento los movimientos migratorios, (al fin y al cabo es una variable externa, que difícilmente podemos ajustar a nuestro gusto; pues hablamos de seres humanos). Si la población envejece lo hace porque nacen pocos niños.

Fomentemos y propiciemos entonces las condiciones para que las actuales generaciones los fecunden y los engendren. Fomentemos un trabajo más digno y más salario para los jóvenes. Fomentemos viviendas más baratas y espaciosas. Reduzcamos los abortos y fomentemos los embarazos deseados. Fomentemos en definitiva una cultura natalicia al igual que lo hicieron generaciones anteriores.

Todavía estamos lejos de tener la capacidad de ajustar a nuestro gusto la población al estilo “Asimoviano”, pero habría que empezar a plantearse si no es hora de empezar a controlar estrictamente la población del país en todos sus sentidos si queremos que las pensiones del futuro no sean un problema.

miércoles, 20 de enero de 2010

Idiomas en peligro de extincion


En España existen como sabemos 4 idiomas: el castellano o lengua comun de todos los españoles, y luego otros tres idiomas: el catalan, el gallego y el euskera, propios respectivamente de las comunidades catalana, gallega y vasca. Estas tres últimas son según la constitución lenguas cooficiales, es decir, los catalanes (y paralelamente los gallegos y los vascos) tienen el deber y el derecho de conocer tanto la lengua española (la común) como la lengua catalana (la propia del territorio).

En cada comunidad autonoma la situación es lógicamente distinta, pero predomina la tónica común de que cada una de estas lenguas territoriales está desapareciendo poco a poco. Cada vez menos personas de estos territorios (por diversos motivos) hablan estas lenguas cooficiales.

En una cruzada por el reforzamiento de las identidades nacionales de sus regiones, los partidos nacionalistas (lease los propios de cataluña, pais vasco y galicia) han luchado siempre por la defensa de sus respectivos idiomas. De manera que cuando han estado en el poder, siempre han intentado, en la medida de sus posibilidades, imponer programas y políticas que promovieran la enseñanza exclusiva de estos idiomas.

Muchas veces, en clara confrontación con los castellanoparlantes que vivían en estas regiones.

Si la preservación de un idioma choca con los derechos de sus ciudadanos, ¿es justo defender hasta las ultimas consecuencias este idioma? ¿hay que hacer todo lo posible para defender estos idiomas, o hay que dejar que sigan su curso natural?

Indudablemente aquí nos encontramos con una confrontación de derechos. Al igual que un fumador tiene derecho a fumar y un no fumador tiene derecho a respirar aire limpio, un catalanoparlante tiene derecho a recibir la educación en su idioma al igual que un castellanoparlante en la suya.

Pero muchas veces en estas comunidades se ha entrado en la imposición, argumentando que los idiomas nacionalistas deben ser defendidos para ser preservados de su desaparición.

En un mundo en el que todo tiende a globalizarse cada vez más, ¿tiene sentido la defensa y promocion de idiomas, que tarde o temprano están abocados a desaparecer? Ahora no hablo exclusivamente del catalan, gallego y vasco sino de otros muchos idiomas, que según los organismos internacionales están incluso en mayor peligro de desaparecer.

Es un hecho que inevitablemente con el tiempo solo unos pocos idiomas en el mundo se impondrán y que el resto acabarán desapareciendo, en la medida que las culturas de las que estos idiomas proceden acaben integrandose en el movimiento globalizador.

Si lo pensamos un momento es lógico. Una persona puede a lo largo de su vida llegar a dominar, con un especial don de lenguas, hasta 5 idiomas. Si pensamos que la mayoría de la gente no es especialmente hábil en esto de aprender idiomas, preferirán por lo general dominar aquellos idiomas que son más hablados, pues le reportarán a la larga más beneficio.

Ello hace que por ejemplo el idioma universal sea el ingles o que idiomas como el chino, el español, el frances, el aleman o el ruso sean los idiomas más estudiados en las academias de todo el mundo.

Más aún tiene poco sentido preservar idiomas si tenemos en cuenta que son los ciudadanos los que ostentan derechos y no los territorios ni los idiomas. Es absurdo iniciar cruzadas, como suelen hacer estos partidos, por la defensa de los derechos del “catalan/ gallego/ vasco”.

Naturalmente, faltaría más, se debe permitir la educación en los idiomas minoritarios y es de educación, independientemente de si vas a estos territorios o al extranjero, aprender cuanto menos a chapurrear estos idiomas. Pero imponer a cualquier precio a los habitantes de una region la enseñanza en un idioma, cuando en estas tres regiones hay bilingüismo (e incluso preponderancia del idioma castellano) parece, cuanto menos, absurdo.

Pues al fin y al cabo, en esto de los idiomas, lo importante es que nos entiendan, ¿no?


sábado, 9 de enero de 2010

Ministerio del Tiempo


La vida es corta, limitada. Por tanto, cada momento de nuestra existencia es único e irrepetible. El tiempo es el recurso mas valioso que tenemos y es, por desgracia, irrecuperable.

Sin embargo en nuestra vida nos encontramos con multitud de microtareas en las que por una cosa u otra acabamos perdiendo tiempo. Tiempo es sinónimo de calidad de vida, por lo que estas pérdidas de tiempo no son otra que pérdida en nuestra calidad de vida.

Y al final todo esto repercute en nuestra salud, en forma de enfermedades relacionadas con nuestra forma de gestionar el tiempo, como la ansiedad y el estrés, generados por una sensación de falta de tiempo.

Si el tiempo es tan importante entonces, ¿por qué malgastarlo? Si el tiempo es limitado, si su mal uso genera pérdida de calidad de vida, ¿por qué no crear un ministerio del tiempo para combatir estas pérdidas y esos sufrimientos? Al fin y al cabo, ¿no es invertir en calidad de vida?

No sería algo novedoso, salvo quizás por el nombre, pues muchas de sus funciones ya recaen actualmente en otras secciones o ministerios. Pero centralizar todo en un ministerio supondría focalizar y combatir el problema de forma mucho más eficaz.

Las funciones de este ministerio podrían ser, por un lado, tratar de reducir todo lo posible las pérdidas de tiempo. Dicho de otra forma, se ocuparia de hacer máximo nuestro tiempo de ocio.

En primer lugar empezando por todas aquellas pérdidas provocadas por el propio Estado. La más evidente es la administración. ¿Quién no ha perdido horas y horas en ir a hacer gestiones y ha tenido que sufrir colas insoportables? Más dinero y más personal. E incluso también facilitando las gestiones por internet.

Pero otras veces es de forma indirecta o por pasividad por lo que sufrimos verdaderas pérdidas de tiempo. El tráfico es quizás el ejemplo más evidente. Con unas carreteras con menos atascos, con un tráfico más fluido ganaríamos todos.

Pero también a través de medidas que hagan de nuestro tiempo de trabajo lo más corto y soportable posible. Con jornadas flexibles de manera que fuera el propio trabajador el que fijara su jornada laboral todos podríamos disfrutar mucho más.

La otra funcion del ministerio sería la de facilitar que nuestro tiempo de ocio fuera lo más placentero posible. ¿De que serviría maximizar nuestro tiempo de ocio si no pudieramos disfrutarlo?

Por tanto el ministerio debería facilitar el acceso a aquello que pueda facilitar disfrute y distracción, en especial a aquellas personas, que por circunstancias economicas no puedan acceder en condiciones normales al ocio.

En definitiva un ministerio del tiempo que procurara más y mejor ocio a toda la población generaría unos beneficios incalculables a toda la sociedad y económicamente repercutiría de forma positiva (menos enfermedades, menos depresiones, más puntualidad, más productividad, …) a la vez que mejoraría la calidad de vida.

lunes, 4 de enero de 2010

Juguetes sexistas (5)

Continuacion de la primera, segunda, tercera y cuarta parte.

7. A LAS NIÑAS LES IMPORTA SU ASPECTO


Los tiempos cambian y los hombres se preocupan cada vez más por su estética sin temer una pérdida de su hombría o masculinidad.

Pero los juguetes, por desgracia, siguen empeñados en hacer distinciones entre lo que debe preocuparse un niño y una niña.

Si bien no encontramos practicamente ninguna referencia a la estética o la moda en el niño, los catalogos de juguetes están plagados de niñas preocupadas por su forma de vestir, su maquillaje, en definitiva por su aspecto...



...Ya sea el de su pelo

o su ropa.

8. TRABAJOS SEXISTAS

¿Hay algo en la genética que diga que los hombres o las mujeres no pueden realizar determinados trabajos? Algo que parece relativamente claro para la sociedad moderna, todavía no queda muy claro para la industria juguetera.

Muchos juguetes se empeñan en confinar a las mujeres en determinados trabajos asociados a los roles de responsabilidad de los que ya hemos hablado o como un puro adorno (mujer florero) escogida por su aspecto.


Ya sea en el papel de cuidadoras (enfermera, cuidando animales o bebes). O bien haciendo de mujer del tiempo.


Trayendo bebes al mundo en una clínica de maternidad, o haciendo de profesora.


O peor todavía, de cajera de supermercado (como si las mujeres no pudieran aspirar a más).

No hace falta recordar que parte de la educacion en imbuir a nuestros hijos e hijas una serie de aspiraciones sociales. Si les regalamos juguetes en donde ven reflejados los tipicos tópicos machistas, jamás aspirarán a trabajos tradicionalmente reservados a hombres...

Como el de mecánico, caminero, obrero de la construccion, etc...

O, por que no, ¿trabajos de gran cualificacion como directivo de una gran empresa y no secretaria?

Felices fiestas

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email