jueves, 28 de mayo de 2009

El recuerdo rencoroso de una época

Uno de los grandes defectos que tiene la sociedad española, en mi modesta opinion, es que tiene demasiada tendencia a mirar al pasado, a comparar, en lugar de mirar al futuro.

Y en el tema de la guerra civil española y el franquismo, por desgracia, esta tendencia se hace muy patente. Y a riesgo de parecer un tanto frívolo pues los sucesos acontecidos durante estos periodos fueron lamentables, el recuerdo rencoroso de esta época nos hace daño a todos.

Cierto es que es bueno mirar atrás y reconciliarse con el pasado para superar el futuro. Pero cuando una sociedad no es capaz de mirar atrás sin rencor, sin comparar quien hizo más daño, quien mato más, por pura cuestión ideológica, en ese caso es mejor, al menos aparcar el pasado.

Por supuesto que unos defendieron una causa más legítima que otros y por supuesto que unos mataron más que otros, pero si cada vez que afrontamos el recuerdo del pasado, solo pensamos en clave de venganza, en lugar de afrontarlo como una reconciliación nacional, lo mejor en mi opinión es aparcar la cuestión.

Las leyes que miran al pasado, que levantan viejas heridas, causas políticas contra personas que por fin murieron, que son susceptibles de manipulación política, no merecen ser desde mi punto de vista llevadas a cabo.

Otras sociedades necesitaron menos tiempo para curar sus heridas como el caso alemán. Probablemente debido a que las atrocidades cometidas, numéricamente y cualitativamente hablando fueron mayores o por el impacto más internacional que estas tuvieron. O simplemente porque no llegaron a enfrentar a una sociedad dividida en dos como en el caso español. Pero el hecho es, que los alemanes fueron capaces de mirar atrás todos juntos, de avergonzarse de su pasado y de pedir perdón sin generar polémicas políticas ni divisiones ideológicas importantes.

Pero en nuestro caso, en el que no somos capaces de tratar estos asuntos, sin levantar el recuerdo de las dos Españas, de enfrentar ideologías políticas dispares, ni siquiera 70 años después, quizás sea el momento de olvidar para quizás en el futuro volver a recordar. Para que, cuando seamos capaces de no repetir los errores de nuestros antepasados, aprender la valiosa lección que nos enseñaron.

martes, 26 de mayo de 2009

La mente irracional (3/3)

3.- Sobrevalorar lo seguro sobre lo probable.

En la teoría del juego, ganar 2000 euros con un 50% de posibilidades es equivalente a ganar 1000 euros. En la práctica, preferimos que nos den 100 euros seguros, a que nos den un boleto en el que se gane lo anterior. Por esta razón, hay muy poca gente realmente emprendedora, incluso aunque las probabilidades de ganar sean altas.

Imagina que una noche conoces a la chica de tu vida, y al despedirte sólo tienes tiempo para una cosa más, y debes elegir entre:
Pedir una cita, p = 100%
Darle un beso, p = 80%
Pedirle relaciones sexuales, p = 10 %
Pedirle matrimonio, p = 0.05%
Lo del beso, aceleraría bastante la relación, y las probabilidades son buenas, pero como no quieres cagarla, eliges lo más conservador, hasta que la opción b sea prácticamente segura, y mejoren sustancialmente las probabilidades de c y d (sobre todo c).

Hay gente emprendedora, que elige siempre la opción c, a costa de multiplicar por n el número de chicas de tu vida, con un sorprendente porcentaje de éxito.

Ahí está la clave del empresario. Cuando elevas el número de sucesos, la media se estabiliza en el producto de beneficio por probabilidad.

Vamos con los casos:
a) Ir al bar de siempre o intentar uno que te han recomendado que tiene ofertas especiales, pero que no sabes el horario, ni tampoco muy bien cómo se llega.
b) Celebrar un cumpleaños pagando un local, o hacer la fiesta en la calle, sin saber qué tiempo hará.
c) Contratar tarifa plana, o planear las llamadas para aprovechar los horarios de bajo coste.
d) Ponerte el traje de fiesta que sabes que le gusta a tu pareja, o probar con uno que te ha llamado la atención, a ver si le sorprendes.
Como dice el refrán: Más vale malo conocido que bueno por conocer.

El objetivo de estos artículos era poner de relieve que las personas muchas veces no tomamos decisiones objetivas, ni basadas del todo en la lógica, aun contando con información suficiente. La mayor parte del tiempo ni siquiera tomamos decisiones, sino que actuamos por inercia, que es más cómodo. A la hora de planificar cualquier tipo de estrategia social, hay que tener en cuenta estos comportamientos irracionales habituales, o la estrategia estará destinada al fracaso.

Por Abrahamjpalma**

**Si deseas mandar un artículo para que lo publiquemos pincha aquí

domingo, 24 de mayo de 2009

La crisis de la Democracia Europea

Las próximas elecciones al parlamento europeo del 7 de Junio, que para muchos serán intrascendentes, puede que sean las más importantes de la historia de la Union.

Importantes porque pondrán de relieve que la Union Europea vive una grave crisis, pero no una crisis económica, sino de concepto. La construccion europea cimentada sobre países, en vez de sobre los ciudadanos, ha hecho que estos se hayan alejado cada vez más de las instituciones europeas por sentirlas lejanas y poco representativas.

Al amparo del desencanto han surgido movimientos extremistas y euroescépticos que culpan a la Union de todos los males surgidos en los países donde estos movimientos prosperan.

En España, un país tradicionalmente proeuropeo no estamos al margen de este proceso. El desencanto por la Union crece y aunque a nivel de partidos todavía ese desencanto no haya sido recogido por ninguno, lo cierto es que eleccion tras eleccion la participacion cae fruto de la lejanía entre los ciudadanos y los políticos europeos.

Lo peor es que estos procesos, lejos de ser un foro para discusiones de trascendencia europea se han convertido en referendums sobre la gestión de los partidos políticos nacionales. Poco importa el futuro de Europa, nos importa más si el Psoe o el Pp ganará, cuando en Europa, socialistas y populares coinciden en las votaciones parlamentarias un 97 % de las veces.

Europa ya no importa y no es culpa de los ciudadanos. Es culpa de los políticos, que han preferido preocuparse por cosas como las cuotas de poder de los países o del dinero que cada país pone o recibe, en vez de ahondar en reformas que beneficien a los ciudadanos.

No cabe duda que si no fuera por nuestra integración, la nacion europea no sería tan próspera como lo es ahora, pero sus ciudadanos no lo perciben, a ellos no llega el sentimiento europeo porque la democracia europea no funciona. Nos limitamos a votar a un Parlamento prácticamente sin poder, con la única capacidad de vetar leyes y que es elegido cada 5 años. Un parlamento formado por grupos políticos nacionales en lugar de partidos políticos europeos.

Para los que creemos en Europa, es triste que en estas elecciones los verdaderos ganadores vayan a ser la abstencion y el euroescepticismo. Pero es quizás lo que se merezcan nuestras instituciones para que se den cuenta de que algo no funciona. Hay que refundar Europa. Reconcebir todas sus instituciones, sus organos de gobierno, su parlamento, los países miembros, todo con la idea de acercar verdaderamente Europa al ciudadano. De convertir a Europa en una Democracia auténtica.

viernes, 22 de mayo de 2009

Los fondos en rescate del petroleo: la burbuja rebote

Tras un mes de octubre, que será recordado como uno de los más peligrosos de la historia economica, parece que poco a poco el mundo se aleja del peligro de una gran depresión o al menos esa es la percepción general.

Pues, aunque objetivamente no haya cambiado en nada la situación, para la gran mayoría de la población, el factor psicológico, el de las expectativas, especula ya con que la economía ha tocado fondo. Si esto es cierto, en breve la dinámica economica cambiará, los consumidores empezaran a consumir, los inversores a invertir y los especuladores a especular, tirando ambos tres de la economía mundial.

Pero no habríamos llegado a esta situación, si los gobiernos no hubieran puesto todo su empeño en rescatar el sistema bancario de una quiebra que parecía casi segura. Quizás en la medida no estemos de acuerdo la mayoría, pues lo único que hace es parchear un problema de fondo del sistema, pero hay que reconocer, que por lo visto hasta ahora, parece estar funcionando.

¿O aparenta simplemente estar funcionando?
Para ver mejor que es lo que está pasando para que la economía aparente remontar hay que entender por donde se está moviendo el dinero. Recordemos que las medidas para superar la crisis tomadas hasta ahora han sido las de restaurar el crédito dando cantidades ingentes de dinero a los bancos para que lo prestaran. Aunque han sido en general bastante reticentes, poco a poco lo están dando.

¿Va todo ese dinero a las empresas?
Las inyecciones, en teoría, deberían ir destinadas a reactivar la inversion empresarial, verdadero motor del crecimiento economico capitalista. Pero lo cierto es que mucho de ese dinero se ha puesto, nuevamente sin ningun control, en manos de los bancos para su administracion. Y el hecho ya evidente es que gran parte del dinero se está desviando a fondos especulativos y en concreto al petroleo.

Las inyecciones están inflando nuevamente las cotizaciones del petroleo a niveles de 60 dolares, cuando hace unos meses estaban a 40. Niveles que no se justifican para nada dada la situacion economica, lo que lleva a deducir que se está formando una nueva burbuja con toda la liquidez vertida en el sistema economico.

Dicho en plata, el dinero de los contribuyentes de medio mundo se está invirtiendo, o más bien especulando, en petroleo.

¿Qué pasará entonces?
Si esto no se corrige, si se permite nuevamente al petroleo remontar y volver a niveles inaceptables, los precios mundiales volverán a subir e, irremediablemente, deberán subir los tipos de interés, algo que en la situación actual, sería nefasto.

miércoles, 20 de mayo de 2009

La Mente Irracional (2/3)

Con las manos llenas no se pueden coger cosas, eso lo sabemos todos. Sin embargo, a los bebés les sucede, cuando aprenden el concepto de pérdida, que quieren coger algo y no pueden porque primero tendrían que soltar otra cosa. Afortunadamente, su atención es limitada y acaban por olvidarse de lo que sujetan.

Está comprobado que la insatisfacción que produce perder 100 € en el casino es aproximadamente 1/3 más que la satisfacción que produce ganar esos mismos 100€. Una persona que gane 130€ y luego pierda 100€, se queda que ni fu ni fa. Y eso que ha ganado dinero.

Un ejemplo, una persona realiza dos trabajos en un día, y tiene pensado ganar 100 euros en cada uno. En uno le pagan 18 euros menos y en el otro 22 euros más. Aunque ha ganado 4 euros más de lo previsto, al final se queda con la sensación de que ha perdido dinero.

Y como siempre, el problema surge cuando dejamos que esta forma irracional de pensar tome las decisiones.

Repitamos el ejercicio anterior, y responde con sinceridad.
a) No estás a gusto en tu trabajo y sospechas que si te despidieras, no tardarías mucho en encontrar otro mejor, pero cobrando más o menos lo mismo (evidentemente, ahora con la crisis no es el caso).
b) Para acceder a la plaza de maestro en algunos colegios privados, es necesario poner una fianza de varios miles de euros. ¿La pagarías?
c) Te han regalado una planta exótica que quedaría estupenda en el jardín, pero compruebas que para poder ponerla tendrás que quitar alguna que llevas dos años cultivando
d) Te compraste un libro, pero ya no te cabe en la biblioteca. Tendrías que deshacerte de alguno para hacer sitio al nuevo. ¿Pero cuál?
e) Te han atracado en la calle y te han quitado un reloj bastante caro. ¿Volverías a comprarte otro reloj? ¿Y si hubiera sido sólo dinero, volverías a llevar dinero?
Las pérdidas son tan traumáticas para las personas, que necesitamos de un proceso especial para recuperarnos, pudiendo incluso degenerar en enfermedad, si la pérdida es importante. Objetivamente, perder es consecuencia directa de tener, así que en promedio ganamos más que perdemos, puesto que no se puede perder lo que no se tiene. Centrar nuestra atención en la pérdida tiene sentido si se pretende evitar futuras pérdidas, pero no hay que obsesionarse con el hecho, sino buscar las causas y sus posibles soluciones.

Por Abrahamjpalma

domingo, 17 de mayo de 2009

Amenaza de Internet

Hoy día de Internet nos damos cada vez más cuenta de que como en poco menos de dos décadas se ha convertido en una parte importante de nuestra vida. No solo porque sea la red de información más importante y por la que más volumen de esta se mueve sino porque poco a poco la economía en Internet está desplazando a multitud de sectores haciéndoles adaptarse y en algunos casos extremos provocando su desaparición. Por eso aunque para la mayoría Internet es vista como una bendición para algunos esta se vea como una amenaza incontrolable. Pero sobre Internet también se ciernen importantes amenazas que amenazan sus virtudes y desarrollo.

Internet como amenaza
Para el mundo de la cultura en general: el periodismo de pago, la música, el cine, etc…Internet supone una gravísima amenaza pues no cabe duda de que Internet brinda la posibilidad de acceder a esta de forma totalmente gratuita. Esto va a suponer una adaptación traumática para multitud de sectores oligopolistas pues jamás se habían enfrentado a la posibilidad de tener que competir con una oferta tan amplia y que les obliga a reducir tanto los precios.

Para los sistemas políticos: Internet es en si misma una democracia. La democracia de la información. Y esta es una grave amenaza para los países que pretendan limitar la libertad de sus ciudadanos.

Pero también en los países democráticos la propia existencia de Internet pone en cuestión la propia democracia actual. Internet brinda la posibilidad de regular una nueva democracia, más directa y libre que la actual lo cual es una oportunidad para los propios ciudadanos que pueden gozar de un poder de decisión mayor y una amenaza para los políticos que cada vez ven más limitada su capacidad de maniobra sobre determinadas decisiones.

Amenazas sobre Internet
La obsesión de los gobiernos por regular el anárquico mundo de internet puede tentarles a regular la propia libertad que la red ofrece a los internautas: para informarse, para compartir cultura, etc… En los casos de los regímenes no democraticos esta limitación ya se ha producido o se está produciendo.

El propio coste de acceso a Internet, oligopolizado en algunos países creando ciudadanos online y offline, ciudadanos de primera o alfabetizados digitalmente y ciudadanos de segunda o analfabetos digitales. Esta dicotomía se acentúa especialmente si tenemos en cuenta las diferencias entre países ricos y pobres. Internet no es más que otro síntoma del nivel de desarrollo de un país.

El poder de los buscadores y en especial de Google. Al ser estos la puerta de entrada a Internet en la mayoría de los casos convierte a estas empresas en determinantes de que negocios podrán prosperar y que negocios no. Los convierte pues en los reguladores de la economía más prospera del mundo con el peligro que esto conlleva.

El futuro
No cabe duda que de la evolución de ambos factores dependerá la evolución de Internet. Esta puede convertirse en un instrumento al servicio de la libertad o todo lo contrario, un instrumento de control de unos pocos, con un poder inimaginable.

jueves, 14 de mayo de 2009

Aborto no es progreso

Nunca entenderé la utilización indebida de la palabra progresismo. Para mi el progreso de una sociedad siempre ha simbolizado el avance, el paso hacia delante, la mejora. Sin embargo esta palabra, de la que se han adueñado algunos partidos políticos se ha convertido en bandera para defender unas causas difíciles de comprender.

En el caso del aborto, tema muy recurrente en las discusiones políticas, se suele asociar este con la idea de progreso. Probablemente se deba al hecho inherente de que la Iglesia, siempre considerada como conservadora o de “derechas” ha hecho de la lucha contra el aborto una de sus batallas.

Frecuentemente la doctrina eclesiastica y yo no nos llevamos muy bien, pero en esta cuestión no puedo evitar estar, al menos parcialmente, de acuerdo con sus postulados. El aborto, innegablemente, es un asesinato, pues aunque un feto no sea una vida en sentido estricto, es un proyecto de vida. ¿Por qué entonces convertir un asesinato en un derecho, algo que ampara la ley? ¿No sería mejor como actualmente algo despenalizado para que al menos se entienda que es moralmente reprobable y un último recurso?

El aborto en todo caso debería simbolizar el fracaso de la educación, en el ámbito privado, por parte de los padres y en el ámbito público en las políticas de prevención de embarazos no deseados. Es innegable que cuando una mujer llega al extremo de querer abortar, salvo por cuestiones médicas, algo ha fallado. Y en la medida de lo posible se deberían de evitar.

No niego que en algunos casos extremos se debería permitir, especialmente en el caso de que la vida que alberga a otra vida corriese peligro o supusiese un gran trauma físico y psicológico para la madre. Pero amparar el aborto como norma general en la base de que muchos son embarazos no deseados no me parece adecuado. Nada obliga a la mujer a aceptar al niño que albergará en su vientre durante 9 meses. Una vez nacido puede darlo en adopción.

Me llama mucho la atención las largas listas de espera para adopciones que hay en España pues por lo visto nacen muy pocos niños no deseados. ¿No sería esta la mejor forma de solucionar ambos problemas?

Pero aceptar de por si que terminar con un proyecto de vida es un derecho de la mujer independientemente de las causas que llevaron a esta a concebir voluntaria o involuntariamente no es progreso. Es un fracaso en toda regla pues el terminar con una vida nunca lo puedo entender como un avance social. En todo caso sería un avance social cuando no se tuviera que llegar a esos extremos. Sería un avance si los menores aprendieran los métodos anticonceptivos. Si a los niños se les enseñara desde pequeños educación sexual. Si se les enseñara en definitiva a prevenir situaciones extremas que deriven en abortos. Pero aceptar porque sí que la mujer tiene derecho a abortar sin anteponer otros métodos y sobre todo sin dar una educación previa, no es un avance. Es un retroceso social.

martes, 12 de mayo de 2009

La Mente Irracional (1/3)

Entre los grandes logros de la humanidad, podríamos incluir el descubrimiento de la lógica y el pensamiento racional. Pero en el fondo seguimos siendo animales y nos dejamos guiar por instintos, instintos que afloran incluso cuando creemos que estamos razonando.

En esta serie de artículos, voy a detallar en qué consisten principalmente estos fallos.

1.- Sobrevalorar lo inmediato sobre lo futuro.

A veces nos planteamos si debemos hacer una cosa o no, puesto que si la hacemos puede significar una pérdida o malestar futuros. Aplicando el problema de manera racional, uno compararía lo que va a obtener ahora con lo que va a obtener seguro mañana, y se decantaría por la opción que le dé más beneficios.

Pondré algunos ejemplos, y que cada cuál piense sinceramente que opción elegiría.
  1. Esta tarde tengo 1 hora libre para ir a donde me gusta. La semana que viene tendré 3 horas y lo pasaré mejor. Pero si voy hoy, no podré ir la semana que viene (posiblemente por falta de dinero).
  2. Estoy comiendo mi plato preferido, y cuando voy por la mitad, me doy cuenta de que no tengo espacio suficiente para terminar el plato y comerme el postre. ¿Termino el plato y del postre ya hablaremos o hago el esfuerzo de esperarme?
  3. Me han ofrecido un empleo muy bueno, pero empezaría a trabajar dentro de unos meses. Mientras tanto, me llaman de otra empresa para que empiece a trabajar mañana mismo, aunque el sueldo no es tan bueno. Supongamos que tengo dinero suficiente para esperar al primer empleo.
  4. He salido y me lo estoy pasando muy bien. Me apetece seguir unas horas más, pero mañana tengo una excursión, y necesito dormir bien para disfrutarla. Nota: La copa de ron-cola ayuda a ver las cosas más claras.
Curioso. Cuando te planteas qué es mejor desde la distancia, lo tienes muy claro. Pero en el momento sientes una especie de ofuscación y eliges lo incorrecto. En la mayoría de los casos, ni te lo llegas a plantear.

Esta puede ser la razón de que la gente prefiera pagar menos impuestos, aunque pagar más al final le beneficie.

Fdo por Abrahamjpalma*

* Este artículo ha sido escrito por un lector habitual. Si deseais mandar algún artículo recordad que podeis hacerlo a la dirección de correo electrónico que teneis a vuestra derecha.

domingo, 10 de mayo de 2009

Privatizar la TV pública

El gobierno acaba va a presentar en breve un anteproyecto de ley por el cual se eliminará la publicidad de la televisión pública, pero a cambio serán las cadenas privadas y los empresas de telecomunicaciones los que financiarán, mediante una especie de canon sobre los ingresos de estas.

El hecho evidente es, que esta la pagamos todos los ciudadanos vía impuestos. Pero hasta ahora, este ente se financiaba en parte mediante la emisión de publicidad.

Por lo visto el gobierno ha cedido a las presiones de las cadenas privadas que consideraban que RTVE les hacía una competencia desleal al financiar por vía privada un servicio público. Desde ahora los ciudadanos pagaremos por vía doble. Por un lado pagamos entre todos el coste vía impuestos de esta cadena. Por otro las empresas de telecomunicaciones han amenazado con repercutir el coste que este canon va a tener sobre las facturas de los ciudadanos.

No tenemos ya suficiente con el elevado coste que supone Internet y el Teléfono, para que encima Telefónica y compañía decidan aprovecharse de esta circunstancia para elevar sus precios todavía más. Hay que recordar que el coste de acceso en nuestro país está entre los más caros de Europa siendo Internet 3 veces más caro que en Alemania.

Y digo yo, dadas las circunstancias, ¿no sería mejor privatizar la televisión pública? Habitualmente soy de la opinión de que en muchas cuestiones es preferible que un servicio con fines públicos esté en manos del Estado que privatizado para poder garantizar la libertad de acceso de todos los ciudadanos en igualdad de condiciones.

Sin embargo la experiencia me dice que la Televisión Pública aquí o en cualquier país, suele servir de instrumento de manipulación política en manos del gobierno de turno. Por tanto y dado que los sucesivos gobiernos tienen siempre la tentación de manipular la información en interés propio hace que pierda su condición de servicio público. Y para estar financiando un instrumento de la manipulación, personalmente estoy a favor de la privatización. No solo del complejo RTVE sino de todas las televisiones autonómicas, cuya manipulación informativa, se hace si cabe, más evidente

jueves, 7 de mayo de 2009

La palabra maldita

Para los políticos en general, vivan donde vivan, las palabras que evitan a toda costa pronunciar en cualquier campaña política son: "subida de impuestos".

Esto no deja de ser curioso puesto que, con más o menos frecuencia todos los gobiernos, a lo largo de todas las épocas, de una forma más o menos explícita siempre han aplicado estas subidas.

Se deduce por tanto de este hecho que subir los impuestos ha calado en el electorado como algo impopular, negativo. Cuando una subida de impuestos no necesariamente tenga que ser algo que les afecta o que repercuta negativamente.

Pongamos por ejemplo que un gobierno cualquiera, me da igual la ideología, ofrece a los ciudadanos dos alternativas:
  • Subir los impuestos a todos, de forma proporcionada en función de lo que ganan, a cambio de mejorar la sanidad pública y la educación.
  • Bajar los impuestos en cuyo caso deben renunciar a una sanidad y educación públicas.
Pues aunque parezca extraño en la mayoría de las ocasiones se prefiere la segunda opción a la primera, a pesar de que hablando de proporciones, a la mayoría de los ciudadanos la subida de impuestos les beneficia más que el coste adicional que deben soportar.

Este beneficio social se acentúa más cuanto más progresivamente se aplican los impuestos. Es decir, si el sostenimiento de las arcas recayera especialmente en las clases más adineradas, sería más personas las que se beneficiarían economicamente que las que se verían perjudicadas. Se estima que en un sistema impositivo progresivo el número de contribuyentes que se beneficiarías, ceteris páribus, de esta situación sería en torno a un 90 % del total. Es decir, solo habría un 10 % de personas que pagarían más impuestos que los servicios que reciben por estos.

Pero a pesar de este aparente beneficio economico y social, las palabras "subir impuestos" han calado entre el proletariado como algo visiblemente negativo. No extraña entonces que los partidos que prometen bajadas de impuestos sean por lo general, más propensos a ganar elecciones en ausencia de otros factores decisivos.

Y es que por lo visto satisface más una devolución de un impuesto que una mejora proporcionada de un servicio público. O más probablemente se deba a que lo primero es más visible que lo segundo.

La realidad sin embargo es que estas bajadas de impuestos que se venden electoralmente, luego resultan ser falsas, o estar maquilladas. Pues por lo general ocurre que ante déficits o falta de recursos se suela optar por compensar con una carga impositiva más disfrazada u oculta. Aparecen pues tasas, impuestos especiales y demás medidas que lo que hacen, para desgracia de las clases más desfavorecidas, aumentar su carga tributaria, convirtiendo un modelo justo en un modelo regresivo.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Que el sensacionalismo lo paguen los medios

A vueltas con la gripe A, gripe nueva, gripe porcina o como lo quieran llamar, uno de los datos que más sorprende es la tasa de mortalidad de esta gripe, que tantísima alarma ha causado en la población, es inferior incluso a la gripe común.

Asi pues salen a relucir multitud de cuestiones. La primera de todas es el por qué de esta alarma sanitaria. Quizás la Organización Mundial de la Salud peca de prudente por elevar el nivel de alerta a nivel 5 sobre 6, pero es que estamos hablando de alertas, no de hechos. Lo que la OMS hace con este nivel es advertir del riesgo de una pandemia, sin especificar si esta puede ser mortal o no.

Estaría por tanto justificado la alerta sanitaria pues teniendo en cuenta precedentes como la gripe del 18, esta epidemia podría mutar en algo más letal.

Pero, en este caso, ¿por qué está tan alarmada la población? Pues en este caso, y para variar, los responsables no son ni los gobiernos ni los organismos internacionales, pues estos se han limitado a poner los medios para evitar en la medida de lo posible el contagio de este virus.

La responsabilidad recae en los medios de masas. Estos se han aprovechado de una noticia, cuya relevancia tampoco niego, para sacar la máxima rentabilidad posible prolongando, algo que una noticia que tenía gran relevancia al principio, de forma injustificada e innecesaria.

No se justifica, para nada, que esta gripe cope las portadas de los informativos y periódicos durante una semana, cuando pasados tres días se empezaba a intuir que esta gripe no tenia tanta importancia, cuando se veía que su letalidad era mucha menor que la gripe común.

Ahora con el alarmismo lo que han provocado es la saturación de las salas de urgencias. En una era en la que la información va de un confín a otro del mundo en cuestion de segundos, es fácil generar el pánico global.

Si esto lo han provocado los medios, si este alarmismo no se justifica. ¿Por qué debemos pagar todos los ciudadanos las consecuencias de una conducta irresponsable de empresas privadas? ¿Acaso no tienen responsabilidad civil los medios?

Esto no es más que una externalidad negativa, una forma de contaminación informativa provocada por los medios con el único fin de lograr rentabilidad y en todo caso, desviar la atención.

Pero lo mismo que digo esto por el tema de la “nueva gripe” lo digo para cualquier otra noticia morbosamente explotada.

Sin ir más lejos llevan un mes buscando a la chica asesinada “Marta del Castillo” en un vertedero. No puedo afirmar con rotundidad, pues no tengo pruebas, que se la esté buscando más que a otras chicas por el interés informativo que despertó el caso, pero no puedo evitar que me de esa sensación.

No digo que se la deba buscar menos, sino que debiera de ponerse el mismo ahínco con otros casos. Y sino que la búsqueda, provocada por el morbo, que la paguen los medios.

lunes, 4 de mayo de 2009

El Salario máximo interprofesional

En España el salario mínimo está situado en torno a los 600 euros al mes. Este salario se situa entre los más bajos del entorno europeo estando el inmediato superior bastante por encima del nuestro.

Hoy no vengo a quejarme sin embargo de esto, que posiblemente merecería otro artículo, sino del hecho de que hoy día, habiendo tanto paro y salarios tan míseros, sorprende ver que los salarios de los altos ejecutivos de las empresas españolas han crecido incluso a pesar de la crisis.

El salario medio de un alto cargo de una empresa está situado de media en torno a los 700.000 euros al año. Con un sueldo así se podrían pagar cerca de 60 salarios de mileuristas. Más todavía si tenemos en cuenta que muchos de estos salarios están blindados y cuentan con pensiones vitalicias multimillonarias.

Y aunque no todos los directivos han provocado pérdidas, resulta indignante ver como algunos de estos cuentan con estos salvavidas a pesar de las pérdidas que han causado.

Lo mismo que planteé en su momento la creación de un impuesto confiscatorio hoy traigo una propuesta, no original pues en su momento lo planteó izquierda unida en el congreso, de limitar los salarios que se pueden percibir por arriba.

Es decir, lo mismo que tenemos un salario mínimo interprofesional, quizás sería bueno testar un salario máximo interprofesional. Más aun, se podría condicionar la subida del segundo al del primero.

Poniendo un ejemplo se podría establecer que ninguna persona pueda ganar 25 veces el salario mínimo y en caso de hacerlo, se aplicara un impuesto confiscatorio a las rentas excedentes. De esta manera si hoy tenemos un salario mínimo de 600 al mes el salario máximo al mes sería de 15.000 euros al mes, lo que implica que al año se pudiera ganar como máximo unos 180.000 euros sueldo más que suficiente teniendo en cuenta el coste de la vida aquí. Por tanto, si se subiera el salario mínimo de 600 a 1000 euros, automáticamente se reconocería la subida del máximo a 25.000 euros mensuales y 300.000 anuales.

Incluso este método de aplicación como vemos, sería tildado de generoso con las rentas más altas pues una subida de 400 euros mensuales a los salarios más bajos implica subidas de hasta 10.000 euros a los más altos. Pero sería una forma de garantizar que los salarios de los altos ejecutivos no subieran mientras no mejoren las condiciones de los trabajadores de sus empresas. Una empresa con 500 empleados que cobrasen el salario mínimo y un ejecutivo con el salario máximo tendría unos costes laborales de:

500 * 600 euros/mes = 300.000 euros
1 ejecutivo * 15000 mensual = 15.000 euros
Total: 315.000 euros /mes

Si el ejecutivo quisiera ganar 25000 al mes implicaría que debería pagar:
500 * 400 euros de subida = 200.000 euros más

Es decir, teniendo en cuenta que los costes laborales serían bastante mayores, probablemente los ejecutivos tendrían más decoro o moderación a la hora de pedir subidas del salario máximo.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email