miércoles, 31 de marzo de 2010

¿Era necesario utilizar esas palabras?


A estas alturas estarán ya al corriente de que el expresidente balear Jaume Matas se le está juzgando por presuntos delitos de corrupción.

El juez que dirige el caso le ha fijado una fianza de 3 millones de euros para no ingresar en prisión. Pero lo que llama poderosamente la atención son las palabras utilizadas en el auto del juez José Castro:

"orquestador de farsas ilegales"
pretender "burlarse de los simples mortales"
"dada la gravedad de los hechos bien puede darse por satisfecho el encausado con que las acusaciones no hayan interesado una medida cautelar más severa"

Vale, aunque prevalezca la presunción de inocencia, todo parece apuntar a que este tío es un sinvergüenza que ha robado millones de las arcas mallorquinas. Pero, ¿era necesario utilizar estas palabras? Parece a ojos de otras personas que estos dos tuvieran un pique personal.

¿No se supone acaso que la justicia debe ser imparcial?


Fuentes:
http://www.20minutos.es/noticia/664834/0/juez/fianza/matas/
http://www.elpais.com/articulo/espana/juez/hunde/Matas/auto/prision/ridiculiza/defensa/elpepunac/20100331elpepinac_2/Tes

jueves, 25 de marzo de 2010

El mezquino Marketing de las ayudas públicas


Existen ayudas públicas. Ayudas que benefician a colectivos desfavorecidos que por su situación social o económica no pueden acceder a través de los mecanismos normales a lo que ellos desean. Ya sea estudiar, abrir un negocio, etc…

Este tipo de ayudas tiene un efecto muy positivo en la cohesión económica y social y por tanto mejoran el llamado “Estado del Bienestar”. Por lo que, generalmente, fomentan el desarrollo económico.

Desgraciadamente sus efectos se dilatan mucho en el tiempo. Son pues, como inversiones a muy largo plazo, muy beneficiosas a 20 o 30 años pero que de un día para otro no se manifiestan. (Por ejemplo la investigación científica, la educación de un niño, el gasto en sanidad, etc…)

Consecuentemente a corto plazo tienen un coste importante.

En términos electorales a los partidos les beneficia la concesión de ayudas de cualquier tipo. Ello les permite vender su conexión y preocupación por el acontecer social. A más ayudas, mejor imagen y más posibilidades que tienen de ser reelegidos.

Pero simultáneamente les puede perjudicar, pues cada medida tiene un coste. Y este repercute de inmediato en el presupuesto sin que se aprecie una mejoría notable de la situación económica o social. Ello puede provocar un déficit lastrante, especialmente en una situación de crisis económica.

Se deduce por tanto que la concesión de una ayuda es un arma de doble filo, que puede beneficiar o perjudicar electoralmente en función de cómo se gestione. Lo interesante entonces para un partido será tratar de maximizar los beneficios electorales que le produce reduciendo sus costes.

¿Cómo? Sencillo. Aparentando que se conceden muchas ayudas pero dando realmente pocas de manera que, en un ejercicio de Marketing político, se vende la imagen de que el “Gobierno se preocupa” de forma muy barata.

Técnicas para lograr esto sin duda hay muchas. Veamos algunas:

TECNICA 1. Dotar un presupuesto grande pero esconder o dificultar enormemente la concesión de ayudas.
  1. De esta manera al final siempre hay un excedente presupuestario que luego revierte en un superávit extraordinario de esa ayuda.
  2. Si se fijan, cuando los políticos hablan para “presumir de sus ayudas” nunca hablan de la cantidad finalmente gastada sino la previamente destinada”.
  3. Existen muchos métodos para implementar esta técnica
METODO 1: OCULTACION
Se concede una ayuda para un determinado tema, pero su divulgación se limita al extremo. De este modo aun habiendo muchas personas que podrían beneficiarse de tal ayuda, al final son muy pocas las que realmente llegan a solicitar esta ayuda por mero desconocimiento.

METODO 2: DIFICULTAD DE SOLICITUD
Los requisitos para la obtención de la ayuda son tan rebuscados que es difícil, por no decir imposible lograr la ayuda. Para ello:
  • plazos de presentación ultralimitados: 2 o 3 semanas de manera que apenas de tiempo a presentar la solicitud
  • infierno burocrático: se solicitan docenas de documentos, a veces innecesarios, para que finalmente se nos olvide algún documento o no se consiga presentar a tiempo

METODO 3: DIFICULTAD DE OBTENCION
Aquí el problema no es tanto la solicitud como su obtención. Se establecen requisitos, económicos o sociales muy determinados difíciles o imposibles de cumplir.
Ejemplos: obligación de empadronamiento desde hace X tiempo, requisitos de renta bajos, edad, permanencia en paro, etc… a menudo combinados.
• Generalmente estas barreras no son publicitadas cuando las ayudas son presentadas al gran público
Ejemplo es la Renta de Emancipación. Se vendió como una ayuda universal a los jóvenes que quisieran emanciparse como una ayuda suficiente. Luego posteriormente se supo que:
  • la cuantía era muy limitada (210 euros)
  • las ayudas se concedían y llegaban muy tarde
  • la ayuda se limitaba a un colectivo muy concreto (entre 22 y 30 años) y que tuviera ingresos inferiores a una cantidad.
TECNICA 2: Vender una ayuda universal con un presupuesto limitado
Este engaño suele ser muy común. Se habla de concesiones universales, de ayudas que llegarán a todos, pero a la hora de la verdad, lo limitado del presupuesto hace que estas ayudas se conviertan en competitivas

Ejemplo 1: las ayudas por dependencia. Se proclamo esta ley como una ayuda universal a la que todo dependiente tendría derecho, que de hecho lo tiene, pero la limitación presupuestaria (es una ley costosa) hace que solo se concedan a las personas con mayor dependencia.

Ejemplo 2: las becas y ayudas del estado para determinadas circunstancias suelen ser competitivas. Cuentan con una dotación limitada y solo se conceden en función de la renta familiar, por lo que, a mayor renta, menor es la posibilidad de poder llegar a la ayuda, incluso en el caso de que verdaderamente fuera necesaria.

TECNICA 3: Vender un préstamo como una ayuda
Todo el mundo sabe que un préstamo es un préstamo, es decir, un dinero que a la larga se tiene que devolver. Pero en ningún caso es una ayuda, pues no se está subvencionando nada, solo se está prestando dinero de forma pública porque un banco o institución financiera no te lo da.

Suelen aparecer en forma de micro-préstamos de garantía personal. Si no lo devuelves, responde todo tu patrimonio.

Ejemplo más claro: Prestamos Universidad Renta. O lo que poco a poco sustituirá a las becas. En lugar de concederte una ayuda a fondo perdido el Estado te presta un dinero para que estudies y luego se lo devuelvas cuando trabajes.

Lógicamente el ahorro para el Estado es importante pues no es lo mismo dotar 1000 millones en préstamos que en becas.

CONCLUSION
Como hemos podido ver, el efecto positivo de las ayudas queda diluido por la utilización mezquina y electoral de estas. No es de extrañar que ayudas que podrían ser aplicadas de inmediato por motivos políticos sean dilatadas en el tiempo.

jueves, 18 de marzo de 2010

¿Y si no doblásemos las películas?


Indudable es, que los españoles en idiomas somos un desastre. La gran mayoría (según un estudio del CIS el 63% ) no sable ingles y solo el 8% de la poblacion está estudiando ahora mismo algun idioma.

Son unas cifras paupérrimas, sobre todo si las comparamos con otros países europeos. Y el resultado de esto, a parte de un mayor aislamiento cultural, es el de una menor competitividad frente a otros países.

Simultaneamente España es uno de los países donde más se doblan películas y series que llegan del extranjero y donde más se traducen libros. Muchos países ni siquiera doblan sus peliculas al idioma propio, como mucho solo programas infantiles y no siempre.

Probablemente gran culpa de este curioso fenomeno lo tenga el pésimo sistema educativo que tenemos. ¿Pero podría estar relacionado en parte con el hecho de que se doble y traduzca practicamente todo? ¿Es una causa o una consecuencia? Si es una causa, ¿no sería quizás mejor dejar de doblar las películas?

Escuchar continuamente un idioma, aunque no ayuda a hablarlo, ejercita y prepara el oído para su dominio. Cuanto más se oye en otro idioma más se entiende y llega un momento en el que, aunque se sea incapaz de soltar una palabra, se puede comprender todo todo lo que se escucha.

Si todos los españoles ejercitaramos desde pequeños nuestro oído para el ingles, llegados al colegio o al instituto, tendríamos menos problemas para comprender y más facilidad para llegar a hablar.

Sin embargo nuestros niños apenas escuchan algo distinto al español desde pequeños

No todos los países doblan las películas extranjeras. Los países con los idiomas más importantes tales como el ingles, frances, aleman, etc… suelen doblar, por comodidad para el espectador, la gran mayoría de su contenido. En España, practicamente se dobla todo. En cambio, en Latinoamerica (por poner un ejemplo) no todos los países cuentan con los recursos suficientes o simplemente no tienen intencion o necesidad de hacerlo y se limitan a subtitular.

No hay estudios al respecto, al menos que yo tenga conocimiento, sobre la relacion entre nivel de idiomas y doblaje, pero muy probablemente aquellos donde menos se doble, mejor nivel en idiomas tengan.

Y dado que generalmente el ingles es el idioma predominante también en las peliculas y series, eso facilitaría que la poblacion se acostumbrará al ingles.

La próxima implantacion definitiva de la Television Digital seguramente ayudará a que mas personas vean peliculas en version original, pues la TDT permite la selección del idioma entre el original y el doblado. Pero dado que los españoles somos bastante perezosos en ese sentido, quizás esto de la imposición mejoraría algo nuestros tristes resultados.

sábado, 13 de marzo de 2010

Es imposible acabar con la piratería


La piratería es el fenómeno informático más destacable de la última década. Esta ha dejado de ser algo practicado por unos pocos a serlo por la gran mayoría de internautas.

Tanto que se ha tornado como amenaza del negocio tradicional de venta de música, películas y videojuegos. Las ventas de los formatos tradicionales caen en picado a la vez que las descargas “ilegales” se incrementan día a día.

Ante esta "supuesta amenaza" las Sociedades de Autores (y en especial la archiconocida SGAE) han hecho de la lucha contra la piratería su principal bandera. Argumentan que si no se lucha contra la piratería, esta acabará con la cultura.

En su lucha y de su presión al gobierno de la nación han creado sistemas de compensación a los autores, como el “Canon digital”, amparados en la presunta ilegalidad y perjuicios que genera.

Las redadas contra las redes de manteros, las denuncias contra determinadas páginas y próximamente la ley Sinde de “cierre de páginas web” que vulneran (teóricamente) los derechos de autor, son algunas de las medidas promovidas para intentar acabar contra este fenómeno.

Pero, ¿es posible acabar con este fenómeno?

Para empezar habría que decir que las sociedades de autores tratan de que asociemos una visión económica a la cultura. Para estas no hay o no debe existir la cultura libre o cultura patrimonio, sino solo y exclusivamente la cultura privada o cultura negocio. Por ejemplo, este blog es un tipo de cultura libre por la que no hay que pagar. Según la concepción de las sociedades se debe pagar directa o indirectamente por este blog. No distingue entre la cultura libre y la de pago.

También es importante aclarar los tipos de piratería existentes pues cuando hablamos de piratería no siempre hablamos de ilegalidad:
  • Si hablamos de que el pirata obtiene un beneficio directo o indirecto de una copia de un autor entonces sí es piratería ilegal. El top manta, los manteros, pero especialmente las mafias que hay detrás sí están cometiendo un delito.
  • Pero si hablamos de que yo cuelgo una película por ejemplo en una página web y no me beneficio de ninguna manera de forma económica por ello, no estoy cometiendo ninguna ilegalidad pues la ley ampara el derecho a la copia privada y consecuentemente el intercambio de archivos. (A partir de ahora cuando hable de piratería me referiré concretamente a este tipo de piratería).
Por ultimo, el hecho de que la piratería genera perjuicios es cuestionable.

1º Puede ser cierto que genera un perjuicio al modelo tradicional (la del disco y el reproductor). Hay gente que se está volviendo cada vez más minimalista y más vaga. Prefiere poder descargar desde Internet el último disco de su grupo favorito que ir a la tienda. No solo porque pueda hacerlo gratis, sino porque el disco tradicional ocupa espacio físico y el mp3 descargado solo espacio virtual.

La gente no va a dejar de ver peliculas, ni dejará de comprar música o videojuegos porque se los pueda agenciar en Internet. Pero muchos prefieren descargar estos antes de decidirse a comprarlos. Otros prefieren ir al cine que ver un archivo con un audio deficiente. E incluso algunos por puro coleccionismo prefieren comprar el original, que bajarse una copia.

La piratería no es incompatible con nuevas formas de hacer negocio. Que yo en un momento puntual decida bajarme películas o canciones no es incompatible con que yo, en un determinado momento decida bajarme de forma legal una canción, encargue por catalogo determinada serie o película o vea o escuche por streaming y de forma legal una película/serie o música. Spotify y Last fm en el campo de la música, las cadenas de televisión y el “Youtube” en el campo de las películas/series, o los juegos en red en el campo de los videojuegos han demostrado que hay nuevos negocios rentables por explotar.

Por tanto y tras estos puntos queda demostrado que, al contrario de lo que las asociaciones de autores se empeñan en decirnos, la piratería no amenaza la existencia de la cultura sino que obliga a adaptarse a nuevos modelos de negocio y que añaden más valor a lo que se compra.

Si en vez de descargarme películas o música que me ocupan mucho espacio en mi disco duro puedo verlas/oírlas en streaming online por un módico precio es posible que no me importe pagar 2,3 5, 10 o incluso 20 euros al mes por poder disfrutar de toda la música o películas que yo quiera. Es algo que me aporta valor y por lo que estoy dispuesto a pagar.

Pero dejando de lado un momento la legalidad o ilegalidad de la piratería y los supuestos perjuicios que esta genera, pongámonos en la piel de la SGAE y similares e imaginémonos que tuviéramos todas las herramientas posibles para intentar acabar con la piratería.

¿Sería realmente posible acabar con ella?

Ahora se está tramitando una ley antipiratería dentro de la ley de economía sostenible que pretende acabar con las páginas que facilitan las descargas. En primer lugar, con la cantidad de páginas que existen ya tanto de P2P como de Descarga Directa que existen, ¿sería posible generar un aparato burocrático para controlar Internet?

Olvidemos por un momento la legalidad de la medida. Imaginemos que creamos una especie de GESTAPO de Internet capaz de controlar todo el tráfico de archivos y páginas Web que se generan. Ya es mucho suponer, pero pongamos que también se crean suficientes juzgados capaces de meter en la cárcel si es preciso a todos aquellos que supuestamente piratean archivos.

Obviamos entonces el enorme volumen de tráfico que genera Internet y la capacidad de la justicia de juzgar a los millones de personas que ahora mismo están cometiendo supuestos delitos a diario.

Pero bueno, pasando por encima de todo esto, pensemos que es posible. Hemos acabado con el tráfico ilegal de archivos por internet.

¿Podemos realmente creer en nuestra victoria?

Los hechos demuestran la enorme capacidad de adaptación de los internautas ante las adversidades. Hace unos meses se aprobó en Francia una ley que perseguía esencialmente el intercambio de archivos a través de las redes p2p (Emule, Azureus/Vuze, etc…) pues, como se sabe, estas redes de intercambio son fáciles de detectar por las compañías suministradoras. Sino hagan ustedes mismos la prueba. Enciendan el Emule y traten de descargar una película. Ahora naveguen un rato por internet. Notarán una enorme realentizacion de la navegación. Esto es debido a la naturaleza del funcionamiento del p2p que absorbe todo el ancho de banda.

El gobierno francés, con la seguridad de que se podría frenar la piratería acabando con el p2p, aprobó la ley que permitía cortar la conexión de internet a aquellos “piratas” reincidentes.

Consecuencia de esta ley, millones de internautas franceses han abandonado las redes p2p y adoptado las descargas directas como alternativa más fiable y difícilmente detectable, pues las descargas directas de archivos “ilegales” bajan por el mismo canal que cualquier descarga normal de archivos.

Esta adaptación a la ley antipiratería lejos de reducirla ha provocado un incremento de un 3 % de las descargas. Resultado desde luego de las ventajas que la descarga directa presenta frente al p2p (mayor velocidad de descarga, mejor aprovechamiento del ancho de banda, indetectabilidad,…)

De esta experiencia podemos deducir, que de aprobarse una ley antipiratería probablemente los piratas acabarían siempre encontrando otro canal donde cometer esos supuestos delitos.

Llegando al absurdo, imaginemos por un momento que se encuentra la manera de erradicar la piratería de la red. No se, supongamos (aunque sea mucho suponer) que reducimos la velocidad de la red a su mínima expresión para obstaculizar al máximo el intercambio de archivos en la red.

¿Podríamos entonces cantar victoria? Ni aún llegando a este supuesto, dudo mucho que pudieramos acabar con ella. ¿Se imaginan el siguiente paso de los piratas?

De acabar con la piratería en la red el intercambio de archivos continuaría en las calles. ¿Quien puede impedir que CD’s, DVD’s, BlueRay’s y memorias USB’s circulen libremente? ¿Qué haríamos entonces las asociaciones de autores para frenar la piratería? ¿Redadas para perseguir a los que lleven Pendrive’s?

Y ahora el siguiente paso ridículo hacia la edad de piedra sería el de acabar con las memorias transportables para reducir la piratería.

¿Ven a donde quiero llegar?

Es imposible acabar con la Piratería. Cualquier intento por erradicarla solo puede llevar a la involución tecnológica y al pasado. Si quieren mi consejo lo mejor que pueden hacer las asociaciones de autores y el lobby de la SGAE es cesar con esta absurda lucha. Por mucho que intenten vencerla nunca lo conseguiran sin afectar a la base fundamental de las libertades individuales ni a la evolucion tecnológica.

Aún peor, cuanto más luchan contra ella, más antipatías se ganan, más provocan que la población piratee, aunque solo sea por fastidiar.

Dejen esta lucha absurda y sin sentido y adáptense. Busquen nuevos modelos de negocio y verán que todavía hay mercado para ganarse la vida como artistas.

jueves, 4 de marzo de 2010

Mecanismos de adelanto electoral


Muchas veces nos encontramos con gobiernos no deseados, que toman medidas muy impopulares y desearíamos que se adelantasen las elecciones para propiciar un cambio de gobierno.

En España hoy día, nadie duda de que si se celebrasen elecciones hoy mismo, el gobierno cambiaría de color político. La impopularidad de las medidas economicas tomadas contra la crisis, unido a los malos resultados que están teniendo, han hecho que muchos electores se alejen del Partido Socialista. No son pocos los que ahora, amparados por las encuestas reclaman un adelanto de las elecciones.

Dejando a un lado la responsabilidad de la crisis, o los resultados de la gestión del gobierno, sería interesante plantear algún mecanismo ciudadano de adelanto electoral.

A día de hoy sabemos que el gobierno lo tiene mal desde el punto de vista electoral. De celebrarse elecciones el Partido Popular ganaría las elecciones con gran ventaja. Sin embargo el tiempo juega, relativamente a favor del PSOE pues con el tiempo iremos saliendo de la crisis (aunque solo sea por el impulso de la recuperación internacional).

Para el Partido Popular sería interesante plantear un adelanto electoral. Hace tiempo que lleva coqueteando con la Moción de Censura. Aunque realmente no tiene motivos ni apoyos suficientes para plantearla. De hacerlo es posible que le causara un desgaste importante. Tampoco cuenta con el apoyo de los grupos de izquierda para hacerlo, por lo que ya sabemos que, por parte de los políticos no vamos a tener un adelanto.

Pero, ¿y los ciudadanos? ¿Podríamos plantear un adelanto de las elecciones?

Desconozco personalmente si la mayoría de la población apoyaria un adelanto electoral, pero sería interesante que los ciudadanos tuvieramos la posibilidad, siempre que se dieran determinadas condiciones, de poder si quiera plantear una especie de “referéndum de censura”.

Dejemos por un momento de lado la situación actual. Imaginen un partido político que ganara las elecciones con el 60 % de los votos y obtuviera la mayoría absoluta. En cierto modo esto le otorgaría al partido ganador un poder ilimitado durante 4 años. Viviríamos entonces con el riesgo de una posible “dictadura democrática”. El gobierno podría tomar cualquier medida por muy impopular o absurda que fuera.

En una situación normal evidentemente es difícil que esto se produjera. El desgaste para las siguientes elecciones sería tremendo. Pero imaginemos que es un gobierno muy corrupto y que le es indiferente no volver a ganar nunca más las elecciones. Pensemos que este gobierno trataría de saquear todo lo posible las arcas y beneficiarse todo lo que pudiera antes de dejar el poder.

¿Qué podrían hacer los ciudadanos o los políticos en semejante situación?

Si crearamos un mecanismo de adelanto electoral podríamos tener en cierto modo controlados a los políticos de manera que, en cuanto se diera una mala gestión supieran que la ciudadanía podría reclamar elecciones.

El mecanismo es quizás lo de menos. Aunque desde luego tendría que ser uno al que no recurriésemos continuamente sino solo en casos de verdadera necesidad. Quien sabe, quizás uno que se pudiera activar solo en caso de crisis (cuando hubiera recesión o desempleo elevado), en caso de reunir suficientes firmas, etc…

Una vez convocada el “referéndum de censura” ya sería solo cuestión de que los votantes decidiéramos si se debe convocar elecciones o no, de manera que, si se pronuncia más del 50 % a favor, se convocaran de inmediato.

El riesgo de estos mecanismos podría estar en el hecho de que, los gobiernos elegidos con mayoría simple podrían ser muy vulnerables en el sentido de que, con probabilidad, podrían encontrar la oposición de la mayoría de los españoles.

Si de 20 millones de personas 8 eligieron al gobierno es muy probable que más de 10 millones de personas pudieran apoyar un adelanto electoral, simplemente por antipatía electoral.

Elevando el porcentaje de apoyo mínimo a estas consultas (de un 50 a un 60 o 70 %) se podría quizás asegurar que no se abusara de este recurso.


Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email