viernes, 14 de enero de 2011

La política no es fútbol

Esta semana el mundo político recibió una sacudida debido al atentado que sufrió la congresista demócrata de Estados Unidos Gabrielle Giffords. Ocurrió en un acto político en el que se encontraban cientos de personas en Arizona, y aunque la congresista sobrevivió a su atentado y parece que se va a recuperar (recibió un impacto de baja en la cabeza), no se puede decir lo mismo de otras seis personas, entre ellas una niña y un juez federal.

Al margen de lo terrible de la noticia el atentado a puesto de manifiesto el estado de la política estadounidense, que ha llegado a un estado de crispación tal que da pie a que cualquier persona con problemas mentales a hacer suya la causa y realizar un acto que a nadie en sus cabales sería capaz de realizar. Y si además lo unimos a la facilidad que se tiene en ese país para obtener un arma de fuego (un aspecto de la sociedad estadounidense que nunca entenderé) la mezcla resulta explosiva. 

El suceso de Arizona es un ejemplo claro de lo que puede llegar a ocurrir cuando se polariza a la población, cuando se la clasifica entre republicanos y demócratas (o cualquier otro colectivo) y cada agrupación hace suyos una serie de ideales y valores impidiendo que otras puedan utilizarlos sin someterse a su disciplina, cuando te están diciendo "somos los buenos y ellos son los malos", cuando te están encajando directamente en un estereotipo y te dicen que "si no estás con nosotros estás contra nosotros" ocurren cosas similares a ésta.
Claro está que podríamos decir que sólo ocurre en Estados Unidos, que allí la situación se ha salido de madre y que aquí en España (o en Europa) la situación es diferente, que la crispación política no es tan fuerte y que no vamos a llegar a éstos extremos. Pero hay que recordar que hace más de setenta años tuvimos una guerra civil precisamente por lo mismo, y que las consecuencias duran hasta hoy. Y el que dude de lo que digo sólo tiene que mirar a los dos partidos políticos mayoritarios, que independientemente de lo que hagan uno u otro se dedican a echar abajo las iniciativas del contrario ¡y eso que se ha demostrado que tienen ya ideologías muy similares! Como digo, los nietos perpetuando lo que hicieron sus abuelos, manteniéndose en sus trece y colaborando a mantener a la población polarizada, que vota a sus partidos políticos no porque creen que lo pueden hacer bien, sino para evitar que los otros no consigan el poder. Lamentable. 

Porque cuando se dan estos problemas, se habla de enemigos. Y personalmente prefiero hablar de rivales, adversarios, contrincantes, o incluso de antagonistas,, contrarios contrincantes, contrapuestos, oponentes... pero nunca de una palabra tan fea.

3 comentarios:

  1. La culpa la tiene tanto el que aprieta el gatillo como el que le incita.

    Los políticos tendrían que aprender a medir muy bien lo que dicen, como lo dicen y a quien lo dicen.

    ResponderEliminar
  2. Mira lo que ha ocurrido en Murcia con la agresión al consejero. La necesidad y la crispación se esta adueñando de todos, ¿que ocurrira cuando muchos padres no les puedan dar de comer a sus hijos?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mäs que de culpa, Alberto, yo hablaría de responsabilidad. Los políticos son personalidades públicas y como tales tendrían que ser capaces de ver la responsabilidad que tienen sus actos. Pero parece que creen que pueden hacer cualquier acción y realizar cualquier declaración sin que parezca que tenga consecuencias ¿Os acordáis del tema de los "morritos" de Leyre Pajín? Y éso es un ejemplo bastante suave. A ver cuándo empiezan a aparecer los nombres de políticos del otro partido acompañados de una diana, como en EEUU.

    Pues sí, Carlos, no estoy seguro de lo que va a ocurrir. Por lo menos tengo amigos que opinan que como el tema del paro no se solucione pronto van a ocurrir temas más graves que una agresión a un consejero.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email