domingo, 15 de julio de 2012

La inutilidad de subir el IVA

Esta última semana el gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado un nuevo paquete de medidas destinadas a reducir el déficit público para poder así cumplir con los requisitos exigidos por la Unión Europea. 

No voy a profundizar en la conveniencia o no conveniencia a nivel social de los ajustes (aunque personalmente me parece de locos realizar recortes sin aprobar ninguna medida para incentivar el desarrollo económico), porque mi intención en este post es discutir la conveniencia o no conveniencia de dicha subida a nivel económico (es decir, si en serio van a conseguir incrementar los ingresos como dicen que van a incrementarlos).

Estoy absolutamente seguro de que en el gobierno saben que esta subida del IVA va a subir los precios de los bienes de consumo. No voy a discutir eso. Pero me da la sensación de que la idea que se tiene en la Moncloa es que seremos capaces de afrontar esta subida de precios y que incrementando el IVA se van a aumentar el ingreso en las arcas del estado gracias a este impuesto. Todo esto lo dudo, por lo menos a medio y largo plazo, porque las familias y las PYMES no van a poder afrontar esta subida.  Todos estos grupos disponen de un presupuesto limitado y ajustado (por ejemplo, las familias pueden disponer de un presupuesto mensual para alimentación de unos 300 euros) y lo van a tener muy difícil (por no decir imposible) para poder gastar más manteniendo el nivel de consumo que tenían antes de subir el impuesto. 

Hablemos primero a nivel familiar. El jueves pasado ví en el informativo de Antena 3 que los grupos familiares van a tener que pagar de 600 a 700 euros más al año en cuestión de consumo con esta medida gubernamental. Evidentemente este informativo está muy equivocado, las familias no se van a gastar ese dinero extra porque dichas familias no poseen esos 600 a 700 euros más al año para pagar la diferencia. ¿El resultado? Pues que no les va a quedar más remedio que reducir su consumo en cantidad y en calidad (eso sí, van a mantener su nivel de gasto). Con el presupuesto que tienen no podrán comprar todo lo que antes podían comprar (que tampoco era mucho). Resumiendo, que van a comprar lo mismo, pero con menos artículos, con lo que la producción de bienes va a verse reducida por la falta de demanda que esta medida va a ocasionar.

Ahora vamos con las PYMES, que son las que generan la mayor cantidad de puestos de trabajo en este país. Como ya he dicho antes, el incremento del IVA va a reducir el consumo y la venta de bienes y servicios. Eso implica que el nivel de facturación total de las empresas va a disminuir, y mientras que algunas empresas van a poder mantener su nivel, otras posiblemente van a ver reducido su margen de beneficios o incluso llegar a incurrir en pérdidas. Este resultado les va presionar para reducir los costes de producción, bien porque ya no hace falta producir como antes, bien porque las materias primas y servicios necesarias para mantener su producción ya no están accesibles por culpa de estas subidas (el IVA se aplica a la mayoría de las transacciones que se realizan y presionan su precio hacia arriba). Y gracias a la reforma laboral aprobada hace unos poquitos meses, todo el mundo sabe de qué forma se van a realizar dichos ajustes en los costes. De esta forma, podemos ver que, no sólo van a gestionar las PYMES menos volumen de negocio (con el correspondiente bajón en el Impuesto de Sociedades) sino que además, con un poquito de mala suerte, tendremos que afrontar bastantes parados más (y seguir reduciendo el consumo).

Eso si contamos con que las empresas vayan a ser honradas y declaren el IVA en todas sus operaciones, porque si un empresario tiene que elegir entre pagar el IVA y mantener su empresa, elegirá lo segundo. Preveo una vuelta a los tiempos en que, cuando recién implantado el impuesto en nuetro país, se preguntaba si se podía hacer una factura sin IVA.

Eso sin contar con que muchas empresas (las superivientes) aprovechen la subida del IVA como excusa para subir más aún los precios de los productos (como ya han hecho en más de una ocasión). Personalmente no creo que lo hagan demasiado esta vez porque saben que la situación económica no admitiría una subida muy elevada de precios, pero hay mucha gente que no se da cuenta de lo que pasa a su alrededor y actúa de una manera poco racional (por ejemplo, ya ha subido el precio de la gasolina y eso que todavía no ha sido aprobada la subida).

 En resumen, esta subida va a proporcionar a corto plazo una subida de ingresos, pero es a costa de reducir el consumo y los ingresos en otros impuestos que afectan a las PYMES y familias. Y no sólo eso, sino que, al reducir el dinero en circulación van a conseguir empobrecer a la población, provocar más paro y que cierren más empresas. Lo dicho, pan para hoy hambre para mañana.

Publicado por Bobby y La Gran Hermana.

2 comentarios:

  1. Un economista te diría que el aumento o disminucion de la recaudacion por iva depedende de la elasticidad precio de la demanda. En cristiano, que dependiendo de lo necesario que sea un bien su demanda bajará proporcionalmente más o menos a la subida de su precio provocando una caida de la recaudacion.

    En los bienes de 1ª necesidad la demanda baja mu poco cuando sube el precio por lo que la recaudacion aumenta

    Pero en los prescindibles la demanda baja mucho.

    Si sube el iva del pan la recaudacion aumenta. Si sube el iva de los coches su recaudacion disminuye.

    tambien depende otros factores como las alternativas existentes etc...

    Pero lo que yo veo es que va a ver una fuerte sustitucion en el consumo de las familias de bienes prescindibles a bienes necesarios

    tambien hay que tener en cuenta que el iva de los productos necesarios no es el mismo de los de "lujo".

    En fin hay muchos factores en juego, pero si que es verdad que la economia se va a volver a resentir despues de la subida del iva

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo.

    Aunque con lo del precio de los combustibles, yo pienso que habría subido igual con o sin anuncio de la subida del IVA. Que ahora estamos inmersos en una crisis del crédito, y no nos damos cuenta de que tenemos la crisis energética a la vuelta de la esquina. Eso, si es que la crisis energética no ha sido la que ha precipitado la crisis crediticia.

    La gente ahora pretende ignorar el problema de los combustibles caros porque al subir el precio se han hecho rentables las explotaciones de otros tipos de depósitos de petróleo, como las arenas bituminosas y cosas así. Pero es que los costes de extracción son dependientes del precio del petróleo, y la única razón por la que resulta rentable extraerlo es porque se están usando las reservas de otros pozos que sí eran rentables, pero que ya están agotados. Es decir, aún estamos usando un petróleo que costó poco sacarlo, para sacar un petróleo que en principio es más rentable dejarlo donde está.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email