sábado, 14 de noviembre de 2009

Ágora

"La religión es el opio para el pueblo" decía Marx y no es menos cierto ahora que entonces. El problema reside en que no somos capaces de ver todas las implicaciones de la frasecita. No es sólo el opio de los creyentes, sino también el de sus detractores. Estamos tan obsesionados con el ataque a la iglesia que no vemos la razón última del problema. Y este problema último es el poder.

La religión es y ha sido siempre, como todas las ideas políticas, sólo una excusa. A lo largo de la Historia, las personas que ambicionan el poder han encontrado en las ideas políticas incipientes, el vehículo perfecto para alzarse con el poder. Las grandes figuras históricas como Lenin o Simón Bolívar fueron personas que supieron ver antes que nadie los cambios sociales que estaban ocurriendo en su sociedades. Cambios que no se veían reflejados por la casta gobernante y que, por tanto, empezaban a romper el contrato social. Estos personajes supieron alentar y usar ese cisma para aúparse al poder.

Del mismo modo, el Cirilo de la película supo ver el malestar generalizado de la clase baja (compuesto por esclavos y líberos) provocado por la decadencia de la forma de vida tradicional romana. Una forma de vida que ya no podía cubrir sus necesidades. Y así, comprendiendo la fuerza que podía generarse alentando a las masas (la clase baja siempre ha sido históricamente la más numerosa), utilizó el cristianismo para alzarse con el poder absoluto de Alejandría. El Cristianismo se basa en la entonces revolucionaria idea de la igualdad de los hombres ante Dios (otros se encargarían de tergiversar esta idea según sus propios intereses). "Amáos los unos a los otros como yo os he amado" no es sólo una frase chic. Significa que todos los seres humanos (esclavos o patricios) cumplen su papel a los ojos de Dios y no hay unos más caros a su corazón que otros. Era además un Dios siempre dispuesto a perdonar.

El cristianismo, en definitiva, se ajustaba mejor a las necesidades del pueblo y Cirilo supo incitar eso y con ello promovió la rebelión y el eventual acceso al poder. Pero esa rebelión hubiera sucedido de una forma u otra. Nada puede detener la evolución histórica. La violencia de esta rebelión (que causó el primer incendio de la biblioteca de Alejandria y el consiguiente retraso cultural en Occidente) no puede atribuirse a la idea motriz sino al profundo malestar de las clase bajas y a los severos cambios sociales porlos que estaba atravesando el Imperio Romano en general y la sociedad alejandrina en particular. Pretender atacar a la iglesia por ello es como poco naif.

Desde mi punto de vista, la película sólo muestra los hechos tal como ocurrieron y el hecho de que queramos ver un ataque a la iglesia en ella responde más a nuestras propias frustaciones actuales hacia una institución inmovilista que no se ajusta a la realidad social actual. Quizás es hora de romper el contrato con la Iglesia.

Artículo de Alex T

2 comentarios:

  1. Siempre he pensado que las religiones fueron el verdadero poder estable de los pueblos, ya que en aquellos tiempos los poderes politicos eran muy inestables. Luego acostumbrados al poder no han sabido evolucionar y dedicarso solo al espiritu de sus seguidores.

    La pelicula aun no la he visto pero no tardare mucho.

    ResponderEliminar
  2. Las religiones no están para nada superadas.
    Un presidente de estados unidos gana puntos si demuestra que es un buen cristiano. Y para los mahometanos fervientes (la mayoría), comer carne de cerdo es tan terrible, que ni muriendo de hambre la probarían.

    Que por aquí se haya conseguido el estado laíco es todo un logro. (Aunque en el caso de España no es 100% laico, ya que el estado apoya al catolicismo por encima de cualquier otro credo).

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email