domingo, 29 de mayo de 2011

Encuentra las 7 diferencias

Encuentra las 7 diferencias. La solución, pulsando abajo en "Seguir leyendo":




¿No las encuentras? Normal, no las hay. 

Hemos pasado del famoso dedazo de Aznar en 2004 cuando designó a Rajoy como candidato al dedazo de Zapatero (o como algunos lo llaman, el zapatazo).

Los grandes partidos políticos siempre presumen de democráticos, pero luego no aplican las propias reglas en las que juegan y designan a sus candidatos, no en función de quien quieran los militantes de las bases de los partidos, sino lo que ordenan las cúpulas.

¿Como se atreven estos a decirnos que la democracia real está en meter una papeleta cada 4 años y esperar a que estos hagan lo que les de la gana? ¿Como pretenden que miles y miles de ciudadanos nos estemos calladitos mientras estos se reparten el poder como les da la gana?

No hay una democracia real, no solo porque el actual sistema democrático no es verdaderamente representativo de los deseos de la ciudadanía, sino porque ni siquiera internamente los partidos políticos que ejercen el poder son capaces de montar una democracia interna.


3 comentarios:

  1. Yo diria que ha sido un Rubalcabazo. A Zapatero se lo cargo el partido hace meses.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hombre, técnicamente no es lo mismo. En el caso de Rubalcaba habrá primarias pero sólo se presentará él. La otra abandonó por propia voluntad parece.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes a qué me recuerda esto? Una colección de David Eddings: La trilogía de Elenium. En él, cuando una orden de caballería necesitaba cambiar a su gran maestre tenía que enviar una lista con los candidatos a los miembros de la alta jerarquía de la iglesia. Lo que pasa es que había una orden en particular que enviaba una lista con un sólo candidato, ¡El elegido por ellos mismos! :P

    Y bueno, ya puestos un poquito más realistas, también existieron elecciones "libres" durante el franquismo (concretamente elecciones municipales). Claro que el candidato era el elegido por el Movimiento, pero la gente podía votar...

    Y en cuanto a que la otra (por cierto, se llama Carme Chacón), me estoy acordando ahora de Josep Borrell. Fue un inesperado ganador de las primarias en 1998, pero el resto de la camarilla del Partido Socialista (entre los que estaba Rubalcaba) no paró de ponerle trabas hasta que tuvo que irse. Me da la impresión de que le han dicho que se esté quietecita.

    A mí que me digan que en este partido se realiza la democracia, que yo no me lo creo.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email