viernes, 11 de marzo de 2011

Alergia sexista a la flor más bonita

Ayer salió una noticia muy interesante (e inquietante) en el periódico Ideal de Granada. La Unión de sindicatos de trabajadores y trabajadoras de Andalucía (USTEA) ha denunciado por sexismo una historia que formaba parte de las pruebas evaluadoras del programa experimental para la mejora de la comprensión y la fluidez lectoras de los centros educativos de la provincia de Granada.

Dicho cuento, llamado "la flor más bonita", trata de la búsqueda de una esposa por parte de un príncipe de la antigua China que iba a ser investido emperador y que para eso decide realizar una competición de jardinería: Reparte entre las candidatas una serie de semillas y la ganadora sería la que trajera la flor más hermosa al cabo de seis meses. La hija de una sirvienta de palacio, enamorada del príncipe, es la única que no lo logra y la única que presenta un tiesto vacío al final del tiempo, pero sorprendentemente es elegida por su honestidad ya que las semillas que el príncipe entregó a las mujeres eran estériles y no había forma de hacer crecer nada de ellas.

Lo más gracioso (e inquietante) del tema es que esta narración es (al menos personalmente yo lo creo) es un cuento precioso que enfatiza la importancia y la belleza de la honestidad, y que muestra que un comportamiento honesto tiene recompensa (algo de lo que nos hace MUCHA falta hoy en día). Pues bien, el mismo sindicato ha pedido su retirada, así como la revisión de todo material que se envíe a los centros docentes. USTEA ha alegado que el cuento muestra a la mujer como "un objeto, un ser sumiso que busca marido como única y más importante función" y que está "lleno de estereotipos sexistas". He releído la historia (abajo está el link al cuento) y la verdad, no veo más machismo que en otros cuentos infantiles. Entiendo que la mujer no debe tomarse como un objeto, y la verdad es que también reconozco que la mayor parte de los cuentos "clásicos" que hemos conocido de pequeños tienen un tinte sexista claro (reflejo de la sociedad que los escribió), pero tengo la sensación de que aquí se han pasado tres pueblos. Un psicólogo amigo mío afirma que muchas veces cuando la gente se libra de una represión suele instalarse en el lado contrario, para mí que en este caso tiene razón, porque cuando pienso que cuentos que he leído de pequeño podrían ser censurados por esta excesiva sensibilidad al problema a mí se me cae el alma a los pies.

La mujer tiene derecho al trabajo y una vida dignas como cualquier persona, pero cuando se utilizar una causa como la igualdad de derechos entre hombre y mujer para censurar y en un terreno tan delicado como la educación entramos en un juego muy peligroso. Y si piensan así de este cuento ¿Qué pensarán de otros cuentos como "la cenicienta", en la que una mujer sólo tiene como alternativa a la esclavitud el matrimonio, "la bella y la bestia" (aquí el marido da miedo ¿verdad?), "Hansel y Gretel" (el a engordar para acabar siendo devorado por la bruja, pero ella de esclava en la casa) o "la sirenita" en la que una criatura femenina está desesperada por casarse con un mortal masculino para salvar su propia alma? Y ya puestos ¿Qué acabarán pensando del "Patito Feo", el "Gato con Botas" e incluso "Pulgarcito"?

Volviendo a los refranes "Ni calvos ni tres pelucas". Recuperemos la perspectiva, por favor.

En ésta página web tenemos una muestra del cuento que utilizaron. Comprueben ustedes mismos.

5 comentarios:

  1. El problema es más de conjunto que por un cuento concreto. Es verdad que el tema es un poco exagerado. Aunque también a los medios les gusta mucho exagerar, eso les trae audiencia.

    Pero sí que es cierto que si desde pequeños a los niños les damos juguetes para chicos y chicas y les leemos cuentos en función de su sexo, pues al final probablemente acabarán desarrollando esos roles que le rodearon en su educacion.

    Lo que habría es que intentar meter en el lote de cuentos y de juguetes aquellos que den una idea más igualitaria de la convivencia entre hombres y mujeres.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo en todo tu análisis. Además que el hombre sea hombre y la mujer mujer no implica nada sobre la igualdad de derechos. Las personas no somos ángeles y hemos de desarrollar el sexo en nuestra personalidad. Que tengamos que mediatizar el juego en los niños no me gusta. Mis hijas juegan a lo que "quieren", sus derechos los deben ir ganando durante su vida y solo sintiéndose orgullosas de lo que son podrán luchar por ellos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Alberto! Paso a saludar desde el face de Democracia Participativa, que bien que pusieras el link... jeje!

    Yo al igual que nuestro común amigo Carlos63, tengo hijas, (yo además también tengo hijos) que juegan a lo que quieren, y ganan sus derechos muy orgullosos de su condición.

    Abrazos.
    Helena.

    ResponderEliminar
  4. Yo todavía no tengo hijos, pero espero ser capaz de dejarles jugar a su aire, sin presiones externas. Aún así yo veo que los niños no sólo viven en su casa. Las presiones también vienen de fuera (otros niños, colegios, otros padres), que sin duda alguna van a influir en ellos. Lo que está claro es que voy a intentar presionarles lo menos posible, y desde luego no voy a permitir que se les metan presiones ni censuras de ningún tipo por muy elevados que sean los ideales.

    Recuerdo que cuando era niño en mi colegio durante un tiempo se desató la fiebre por el juego de la goma, y durante un mes o dos todo el mundo (y quiero decir todo el mundo, masculino o femenino) estuvo jugando a la goma sin ningún tipo de interferencia por parte del profesorado. Además, los equipos de fútbol y baloncesto de cada clase eran mixtos y nuestro mejor anotador era anotadora. Mirando hacia atrás, tengo que reconocer que fue todo un detalle que los profesores y los responsables nos dejaran jugar a nuestra manera sin interferir ni presionar de ninguna forma (por lo menos eso creo).

    ResponderEliminar
  5. Sandesol, gracias por comentar, pero este artículo es de mi colega bloguero: bobby. Yo escribo bajo el pseudonimo que ves: albertoeleconomista.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email