martes, 18 de septiembre de 2012

La prima de riesgo sube y baja



Durante estos últimos días se ha visto cómo nuestra economía se ha estado estabilizando, por lo menos desde el punto de vista extranjero. Con las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo indicando que podría comprar deuda de los países con problemas (como el nuestro) la prima de riesgo de nuestra deuda pública se ha desplomado a los cuatrocientos puntos (más de cien puntos en unos pocos días). Lo más interesante del tema es que ni siquiera ha comprado deuda pública, tan sólo lo ha declarado, y sólo sus declaraciones han conseguido semejante alivio.

Lo primero que voy a admitir es que todo este razonamiento que voy a seguir no cuenta para nada con la especulación que se ha mantenido sobre nuestros valores de deuda pública, que son (parcialmente) responsables en los apuros que nuestro país está pasando para conseguir financiación fuera de lo que son nuestros impuestos. Voluntariamente voy a retirar el factor de la especulación en este razonamiento.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo (diferencial de deuda) es el sobreprecio que paga un país para financiarse en los mercados con otros países. Ésa es definición oficial. La idea que tengo acerca de la prima de riesgo es que ésta consiste en la imagen económica que tiene nuestro país de cara al extranjero, para que a la hora de conseguir financiación ajena a los impuestos dicha financiación no tenga intereses demasiado elevados y así se pueda sobrellevar sin sobrecargar nuestra economía. Como no hay un medidor objetivo de dicha imagen se compara con la deuda pública de otro país que tradicionalmente tiene una economía fuerte (en nuestro caso Alemania). A esta diferencia de opiniones la llaman prima de riesgo. Evidentemente como nuestro país tiene su economía patas arriba (por decirlo de una forma suave), y la confianza que hay en los mercados extranjeros en nuestra capacidad de honrar el préstamo es (según dichos mercados) prácticamente nula, la prima de riesgo se ha disparado durante este verano.

Pero entonces ¿por qué la prima de riesgo ha bajado tan bruscamente en tan pocos días? Esta situación es la misma que cuando una persona va a pedir un préstamo a un banco (aunque por supuesto a una escala mucho menor). Si dicha persona tiene una economía solvente y garantiza al banco que el préstamo va a ser devuelto, los intereses derivados de dicho préstamo generalmente van a ser (relativamente) pequeños. La entidad sabe que esta persona va a devolver el dinero que se prestó (tiene crédito). Pero cuándo la entidad no está segura de la devolución del dinero, en el caso que al final se consiga el préstamo, los intereses concedidos será con toda seguridad más altos expresando así la duda del banco a su devolución.

Una estrategia tradicional para solucionar este problema es la presentación de avales: Personas, sociedades o propiedades que se utilizan como garantía de, en caso de que el cliente no pueda satisfacer el préstamo, que dicho importe vaya a ser satisfecho por otras vías. Esta es precisamente la situación que ha llevado a que nuestra prima de riesgo haya bajado tan de repente: Al intervenir el Banco Central Europeo en favor de nuestra deuda pública, se ha convertido en un avalista (un avalista muy reputado) de nuestra economía y ha conseguido que las condiciones que España tiene que sufrir por su deuda hayan bajado de una forma tan clara. Porque lo que está claro es que en una semana y media no se ha podido arreglar una economía tan castigada como la nuestra.

Pero esta estrategia también tiene un lado oscuro: Para empezar, si los avales (en el caso del préstamos de un banco) son personas o entidades, es posible que quedemos al final a merced de ellas, porque si retiran el aval nos quedaremos vendidos ante el banco. Además, si el avalista no termina de convencer al banco (no se le ve con capacidad o ánimo de responder a la deuda) volveremos a la misma situación de antes: Con unos intereses muy altos que satisfacer porque el banco no se fía de nosotros. Y eso si el banco decide continuar con el préstamo. 

Ahora bien, el Banco Central Europeo ha declarado que va a comprar la deuda pública únicamente a aquellos países que soliciten el rescate que, como hemos podido ver en Grecia e Irlanda, tiene unas condiciones draconianas que están haciendo pedazos su economía (es decir, estaremos a merced de nuestro avalista). Si la economía española no es solvente, en cuánto exista la más mínima duda de que el Banco Central Europeo va a hacerse cargo de nuestra deuda, la prima de riesgo volverá a los niveles de este verano, porque no hay nada en este país que vaya a convencer a los inversores que es un buen negocio invertir en España. 

Y esta posibilidad puede estar ya produciéndose. Para empezar, Mariano Rajoy no ha dado ningún paso claro para, o bien pedir o bien negar el rescate. Esta estrategia dilatoria (es evidente que está perdiendo tiempo) resta fuerza a las palabras de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, que ha indicado muy claramente que comprará la deuda sólo a los países que soliciten el rescate, y disminuye la confianza de los posibles inversores. El resultado es que la prima de riesgo no sólo no ha bajado a los niveles que había a principios de año (alrededor de los 300 puntos), sino que además está empezando a remontarse otra vez. Y si antes decía que en una semana y media no se podía arreglar nuestra economía, tampoco se puede volver a estropear en cuatro días. Evidentemente el efecto del avalista se está perdiendo.

La economía doméstica y la economía internacional no son tan diferentes como intentan hacernos ver. Y si queremos de verdad que las inversiones extranjeras acaben aquí tendremos que volver a ganarnos la confianza del inversor por nuestros propios méritos, en lugar de depender de las acciones de terceras entidades que podrían terminar por dejarnos en peor situación de la que estamos ahora.

3 comentarios:

  1. Tambien hay que tener el cuenta el hecho de que posiblemente a Merkel no le interese que España sea rescatada porque los alemanes están muy enfadados con su política de rescates.

    Los alemanes, (muy solidarios ellos), sienten que se les está haciendo pagar las malas gestiones de otros países y que a ellos no se les baja los impuestos mientras que los otros no devuelven la deuda.

    Si la Troika rescata españa, eso supondrá un monton de dinero más que ellos tendrán que apoquinar y Alemania tiene elecciones pronto y probablemente supondría la caída de Merkel y ahora está en la cuerda floja

    Por otro lado Alemania se está financiando ahora mismo gratis. Lo cual no tiene fundamento solido porque Alemania tiene una deuda más grande que la de España. Solo que, como está creciendo, pues todos tienen la garantía de que alemania pagará.

    ¿Que pasará, como parece intuirse por el ultimo trimestre, si la economía alemana se da la vuelta? ¿Resistirá que los intereses de su propia deuda se dispare?

    La política economica europea está diseñada mal desde un principio. No se puede tener 1 politica monetaria comun y 17 politicas fiscales diferentes con financiaciones diferentes. Hace falta unificar la politica fiscal, lo que implica presupuestos unificados, lo que implica union política. A lo cual y en los escasisimos elementos democraticos de la UE yo no estoy dispuesto.

    Si ahora me plantearan el referendum de la constitucion europea, votaría que no.

    ResponderEliminar
  2. Esta situación ya me harta, porque me harta que nadie controle y detenga a los pu... especuladores. Se ha convertido casi en una crisis artificial permitida por los necios políticos europeos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no es de todo cierto:

      http://www.20minutos.es/noticia/1546849/0/cnmv/posiciones-cortas/bolsa-ibex/

      Eliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email