martes, 25 de septiembre de 2012

Apoyo al #25S Rodea el Congreso


Hoy 25 de Septiembre hay una convocatoria en Madrid para rodear el Congreso de los Diputados. Los convocantes insisten en el carácter pacífico de la manifestación y su principal objetivo es forzar la dimisión del gobierno y la apertura de un proceso constituyente.

Sin entrar en valoraciones sobre la concreción de la propuesta, tengo que manifestar mi apoyo a esta convocatoria.

Aquellos que hablan de que rodear el congreso es como intentar dar un golpe de estado es que realmente no entienden el objetivo de la convocatoria ni que ha llevado a la población a secundarla masivamente.

Indudablemente el Congreso es la cámara de representación del pueblo. El problema es que sus representantes, los diputados, hace tiempo que dejaron de representarnos para representar los intereses económicos y financieros que presionan para que devolvamos una deuda que ellos mismos generaron.

Es triste ver el Congreso blindado. Nunca se había visto semejante dispositivo policial. Probablemente hoy sea el día con más policías en todo Madrid y el día más fácil para cometer un delito en cualquier otra parte. Triste porque esas vallas, esas barreras, simbolizan el alejamiento de los representantes y la ciudadanía.

Los Diputados ya no gobiernan para nosotros, ya no representan a la mayoría. Toman decisiones en contra de esta y sin embargo insisten en su legitimidad. En que fueron elegidos mediante sufragio universal en unas elecciones libres.

Pero de legitimidad ninguna. Nunca podemos tener la garantía de que un programa político se vaya a cumplir y si se incumple no podemos tampoco destituir a los que lo incumplieron. ¿Por qué entonces hablan de legitimidad? Yo no decidí que me subieran el IVA, yo no decidí que recortaran los sueldos a los funcionarios, yo no decidí ninguno de los recortes, no me consultaron. Solo me consultaron a que partido votar. Miré los programas y voté al del partido que me pareció más adecuado, pero sin garantía alguna de su cumplimiento.

Millones de españoles se sienten ahora mismo estafados porque depositaron su voto pensando que otro gobierno haría otras cosas distintas. Les prometieron una cosa y les han dado otra. Hablan de la necesidad de las medidas a pesar de su impopularidad. Nadie les pide que tomen decisiones en contra nuestra. Se les pide que nos representen realmente, que tomen las medidas que realmente quiere el pueblo, pues el pueblo tiene derecho a equivocarse.

Esta democracia, especialmente desde 2010 cuando empezaron los recortes, ya ha dejado realmente de tener sentido. Votamos cada cuatro años en unas elecciones que son una autentica pantomima, aunque se empeñen en llamarlo la "fiesta de la democracia". No hay equilibrio partidista, no hay una representacion equitativa de la ciudadanía y lo peor de todo, no hay ninguna manera de poder controlar de forma efectiva a nuestros representantes.

Toda la democracia española se resume en votar cada 4 años y esperar con suerte a que nuestro representante haga lo que prometió hacer. Y si no lo hace, ¡¡ahhh, se siente!! Vote a otro la próxima vez.

¿Por que se empeñan entonces en llamarlo democracia? Si no hay garantía de nada. Yo a esto lo llamaría como mucho dictadura democrática porque las elecciones solo sirven para elegir al próximo dictador. En elegir al próximo que tomará decisiones que tu no quieres que tome.

Por tanto yo no puedo reconocer la legitimidad de un gobierno ni de un parlamento que tiene poder absoluto sobre el pueblo para hacer lo que quiera sin consultarle.

No se equivoquen, para mi hasta la peor de las democracias representativas siempre será mejor que la mejor de las dictaduras, pero esta democracia tiene mucho de dictadura y muy poco de representativa. Por eso debemos forzar a nuestros representantes a que dejen al pueblo decidir su propio destino. 

Y por las vías clásicas se ha demostrado reiteradamente que esto es imposible. Todo el sistema político está construido para protegerlos. Hacen leyes electorales para que siempre salgan los mismos, aprueban leyes que les otorgan una financiacion privilegiada y bloquean cualquier intento sistemático de presentar elementos de participacion ciudadana o de entrada de nuevos partidos. Asi no es de extrañar que la ciudadanía esté harta y que quiera probar otra cosa.

Hoy probablemente toda la maquinaria mediática que les sirve venderá a los del 25S como unos golpistas, violentos o anarquistas. Y haberlos habrá, como en todas partes, pero la mayoría solo queremos un sistema democrático mejor, que nos escuche a los ciudadanos, que nos deje de tomar por tontos y nos deje tomar nuestras propias decisiones.

Por eso las vías clásicas de protesta ya no son suficientes. Tratan de mantenerse en el poder sin nuestro consentimiento. Eso no puede ser. Yo creo que ya ha llegado el momento de probar otra cosa.

Y aunque hoy por desgracia no puedo estar alli, yo les apoyo 

#25S Rodea el congreso


1 comentario:

  1. Interesante post.
    Ayer defendía ante un amigo que los políticos que representen al pueblo deben tomar medidas para cumplir la voluntad del pueblo que les ha votado. Aunque la voluntad de sus votantes vaya en perjuicio de ellos mismos. Porque si no, no es democracia, es otra cosa. En nuestro caso, monarquía ilustrada.

    Si la decisión del pueblo es equivocada, que venga alguien y nos explique y nos demuestre en qué nos equivocamos. Pero en lugar de eso, nos vienen con presiones en la bolsa, altos tipos de interés, bloquean el crédito e insisten en que aceptemos la ayuda del FMI. ¿Por qué nos encaminan a la fuerza para hacer cosas que supuestamente nos van a beneficiar (en el futuro)? Quizás porque si nos lo explican bien, comprenderemos que todo esto son movimientos para beneficiar a los privilegiados y perjudicar a la mayoría, y no nos iba a hacer mucha gracia. Así que, como por las buenas no renunciaríamos a nuestros derechos, tiene que ser por las malas. Y para poder ser por las malas, los gobernantes no pueden actuar como legítimos representantes del pueblo, porque si no, nos defenderían contra las rapacidades de los privilegiados.

    El primer paso, pues, es no permitir que nadie que no pertenezca al grupo privilegiado pueda gobernar, y en caso de que alguno llegue a gobernar, convertirlo en un privilegiado más, que no perjudique a los de su clase. El segundo es engañar al pueblo, asegurándole que todo lo que se ordena desde el gobierno es en beneficio del pueblo, por orden de sus legítimos representantes electos, y que el político lo único que hace es cumplir la voluntad popular.
    En este engaño llevamos viviendo más de 30 años.

    Como decía Galeano: Elijan con qué salsa quieren ser cocinados.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email