sábado, 2 de octubre de 2010

La Huelga roza el fracaso

Pasó la huelga con más pena que gloria. El resultado no se puede valorar de forma totalmente objetiva pues quienes dan datos sobre la participacion tienen intereses puestos en ellos.

Según se dice en los medios: más intenso en la industria, moderado en construccion y débil en administracion pública y servicios.


Indicadores objetivos sobre el seguimiento de la huelga hay pocos. Poquísimos. Quizás el más significativo sea el de consumo de energía. El día de la huelga lógicamente ha descendido. Según Red Electrica Española este descenso del consumo fue menor que el de otras huelgas. (Un 16 % frente a un 19 % de la pasada Huelga de 2002).



En tono de broma suelo decir que el seguimiento real suele ser la media aritmética de la estimacion de los gobiernos y los sindicatos. Así, según eso, el resultado “real” de la Huelga de 2002 fue de un seguimiento del 50 %. Este año sin embargo el Gobierno ha decidido callar y no ha dado una estimacion.

Lo peor de la Huelga, ha sido quizás que no ha logrado el efecto deseado y además ha empeorado la ya mala imagen del sindicalismo en España. Por esto me atrevería a hablar de fracaso sindical en la Huelga y en que habría que pensar en un giro radical de las politicas sindicales.

La Huelga del 29-S no ha conseguido modificar las políticas gubernamentales ni un ápice, a pesar de la gravedad de las reformas planteadas y las que están por venir. Lo peor de todo es que por culpa de la mala imagen emitida, la capacidad de convocatoria sindical ha quedado enormemente mermada.

Añadidos a la batería de errores cometidos hasta el momento de la Huelga y que ya resumí en mi anterior artículo, los Sindicatos han sido vistos en los medios como instigadores de guerrillas urbanas, lanzadores de piedras, de provocadores e irrespetuosos.

No voy a negar que los incidentes vistos en los medios eran incidentes aislados y magnificados interesadamente por medios contrarios a la Huelga. Pero los sindicatos mayoritarios sabían que esta Huelga iba a ser seguida al milimetro, por lo que deberían haber procurado reducir el numero de incidentes al mínimo y sobre todo, cosa que no han hecho, condenar las acciones de los piquetes violentos.

Pues aunque esto es tema para artículo habría que plantearse donde está el límite entre el derecho a trabajar y el derecho a la huelga. Sería tiempo de plantearse una ley de Huelga que ponga coto a los abusos de los empresarios, que extorsionan a sus empleados con el despido si van a la Huelga, a los abusos de los sindicatos, que impiden el libre ejercicio del derecho al trabajo durante una Huelga.

Asi las cosas yo pediría, desde mi humilde posicion, la dimision de los lideres sindicales de UGT y CC.OO, los instigadores de esta Huelga.

Teneis videos e imagenes de la huelga en Facebook

1 comentario:

  1. Nota: los altercados de Barcelona se debieron a que los mosos d'esquadra eligieron precisamente ese día para desalojar unas viviendas okupas.

    No sólo no fueron los sindicatos los que animaron esos actos violentos, sino que fue la generalitat la que los provocó. ¿Querían enturbiar la imagen de una huelga por otro lado completamente civilizada?

    En Valencia hubo otros altercados provocados por la policía. En Málaga tuvieron que retirar a algunos policías (sus propios compañeros) porque intentaban agredir a los manifestantes sin haber sido provocados.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email