viernes, 26 de octubre de 2007

Tus derechos juegan a la lotería (II): al capricho de las autoridades.

He visto en las noticias que en algunas poblaciones de España se está jugando con las ilusiones de muchas familias que ponen su esperanza en conseguir una casa, y que al no tener la capacidad económica necesaria, se lo juegan al todo por el nada en un sorteo de VPO.

Aquí detallo los enlaces de estas noticias:

Viendolas, una tiembla de miedo al ver que, incluso en temas tan serios como el sorteo de una vpo, pueden surgir barbaridades como estas. En el caso de Móstoles, tenemos a una serie de vecinos de la provincia de Madrid que salieron premiados en el sorteo de una serie de vpos situadas en la citada localidad. En sus papeles de solicitud de participación en el sorteo, no especificaron en ningún momento la obligatoriedad de estar empadronados en el pueblo. Pero posteriormente al sorteo el ayuntamiento echó para atrás a gran parte de los ganadores por este motivo. Similar hecho ocurrió con el caso de Barcelona, donde aunque si especificaban en un principio la obligatoriedad del empadronamiento, las autoridades aceptaron por error una serie de ellas y vuelve a surgir el hecho de echar para atrás a ganadores que no cumplían los requisitos del ayuntamiento. Otra situación también llamativa, fue la de un error de notario que confundió un número con otro, lo que llevó a que una persona que no debía ganara y se quedara sin piso, y otra que si debió ganar no pudo. En este caso al final tuvieron que darles los pisos a los dos candidatos. Lo que hace que se equivoquen con un número... Finalmente el caso de un pueblo de Granada, donde por unas triquiñuelas entre ayuntamiento, base militar y constructora, varias familias se arriesgan a que les derriben unos edificios porque no cumplen la normativa de altura por estar cerca de un aeródromo.

Visto lo visto me gustaría poner un ejemplo: imagínense la situación, por una vez te toca la lotería de navidad, el Gordo (en este caso una vivienda) y cuando vas a cobrar el premio resulta que no puedes hacerlo porque no vives en el portal de al lado. Esto es lo que ha ocurrido con todas estas personas.

Al final nos damos cuenta de que siempre el gran perjudicado es el comprador, que ajeno a estos tejemanejes, pone su buena voluntad y su ilusión en un proyecto que falla por culpa de errores administrativos, por no decir negligencia. En estos casos la ley debería especificar que se indemnice al perjudicado con un piso de las mismas características de forma inmediata, aunque surja del parqué de viviendas libres que posee la promotora, y que el coste se repartiera entre las partes culpables del delito. Así promotoras, constructoras, administraciones y políticos se lo pensarían dos veces antes de empezar proyectos que se sustentan en una base tan inestable como un charco de arenas movedizas.

1 comentario:

  1. Aún aceptando la existencia de estos sorteos, que me molestan muchísimo ya que ocultan el problema real, nunca he entendido porque solo pueden aspirar a VPO los residentes en la misma ciudad.
    Entonces, si no tienes capacidad economica para adquirir un piso en otra ciudad, te ves prisionero de tu ciudad.
    En otras palabras, si vivo en Cuenca y no hay trabajo en Cuenca, nunca podré salir de Cuenca, estoy prisionero de mi ciudad. ¿Y si necesito mudarme a Madrid para trabajar, que hago?
    Es una injusticia dentro de otra.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email