miércoles, 31 de octubre de 2007

Sombras de la corrupción. Sorteos de VPO. Parte 1

Que hay corrupción a la hora de conceder permisos de obras, terrenos, etc. , es de sobra conocido. Pero claro, con las pruebas con la que cuenta el ciudadano de a pie, mejor cerrar la boca, porque encima te denuncian por injurias.

De todas formas no está de más tener el ojo avizor a todo lo que huele a podrido, a pesar de faltar las pruebas. Y para mi pareja y para mí, el olor empezó a llegar cuando la probabilidad de que no nos tocara en ningún sorteo de los que llevamos echados bajó a menos del 40%, pero seguía sin tocar nada. Podría decirse que es mala suerte. Cuando la probabilidad es del 50%, si te toca tienes buena suerte y si no te toca, pues mala. En cambio, si la probabilidad de que toque es pequeña y te toca, es muy buena suerte, y viceversa. Bueno, pues parecía que empezábamos a tener muy mala suerte. ¿O no?

Porque la probabilidad la habíamos calculado suponiendo que los sorteos eran al azar, pero si alguno de los sorteos estaba amañado, entonces no es cuestión de suerte.Entonces empiezas a fijarte, sospechando que pueda haber tongo.

El último sorteo en el que participamos fue ya demasiado obvio. No diré el nombre del promotor porque todavía me denuncia, tan sólo que se trataba de una promoción privada, con unas setenta viviendas en régimen de protección oficial. El precio razonable (tirando a barato) y la zona normal.

Mi novia se enteró de esta promoción de rebote. Se encontró con una pareja que había ido al registro de la propiedad para conseguir los papeles que pedían para el sorteo, y al escucharles, les preguntó por la promotora. Quedaban tres días para entregar solicitudes. En un tiempo récord consigue entregar la solicitud al día siguiente y avisa a otros conocidos para que también echaran la solicitud. Una vecina entregó el último día la solicitud número 295. Estábamos esperanzados, porque unas 300 solicitudes para 70 viviendas da una probabilidad de 23%, que es bastante alta.Sin embargo, tras el sorteo no nos tocó. Bueno, es habitual, así que nos desilusionamos, como de costumbre.

El mosqueo empieza cuando vamos a mirar las listas y vemos que ¡en total eran 400 solicitudes! ¿En un mes se entregan 300 y el último día 100? Suponiendo el mismo ritmo, tendrían que haber sido unas 30, como mucho, lo que puede significar que aparecen 70 solicitudes de más. Además, en la lista no se ven ni nombres ni apellidos, sólo números. Bueno, piensas, si son 400 solicitudes, la probabilidad era menor, del 17,5%.

Pero con el tiempo, preguntando a todos los que conocemos que presentaron solicitud, resulta que no le tocó a nadie. Ninguna de las seis solicitudes 'escogidas al azar' tocó, y la probabilidad de que eso ocurra es, aproximadamente, del 30% ( 31.27% para ser más exactos). Sospechosamente pequeña, aunque tampoco es seguro.

Ahora júntalo todo: no se le da publicidad + te enteras de casualidad + las viviendas son muy apetecibles + el último día aparecen como unas 70 solicitudes de más (curioso número) + la probabilidad de que no tocara a ningún conocido es pequeña = ¿¿??

Quizá sólo sean especulaciones nuestras, y la cosa se quede en un mero ejercicio matemático, pero hay que reconocer que este sorteo apesta a corrupción.

Realizado por A.J.Palma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email