miércoles, 20 de mayo de 2009

La Mente Irracional (2/3)

Con las manos llenas no se pueden coger cosas, eso lo sabemos todos. Sin embargo, a los bebés les sucede, cuando aprenden el concepto de pérdida, que quieren coger algo y no pueden porque primero tendrían que soltar otra cosa. Afortunadamente, su atención es limitada y acaban por olvidarse de lo que sujetan.

Está comprobado que la insatisfacción que produce perder 100 € en el casino es aproximadamente 1/3 más que la satisfacción que produce ganar esos mismos 100€. Una persona que gane 130€ y luego pierda 100€, se queda que ni fu ni fa. Y eso que ha ganado dinero.

Un ejemplo, una persona realiza dos trabajos en un día, y tiene pensado ganar 100 euros en cada uno. En uno le pagan 18 euros menos y en el otro 22 euros más. Aunque ha ganado 4 euros más de lo previsto, al final se queda con la sensación de que ha perdido dinero.

Y como siempre, el problema surge cuando dejamos que esta forma irracional de pensar tome las decisiones.

Repitamos el ejercicio anterior, y responde con sinceridad.
a) No estás a gusto en tu trabajo y sospechas que si te despidieras, no tardarías mucho en encontrar otro mejor, pero cobrando más o menos lo mismo (evidentemente, ahora con la crisis no es el caso).
b) Para acceder a la plaza de maestro en algunos colegios privados, es necesario poner una fianza de varios miles de euros. ¿La pagarías?
c) Te han regalado una planta exótica que quedaría estupenda en el jardín, pero compruebas que para poder ponerla tendrás que quitar alguna que llevas dos años cultivando
d) Te compraste un libro, pero ya no te cabe en la biblioteca. Tendrías que deshacerte de alguno para hacer sitio al nuevo. ¿Pero cuál?
e) Te han atracado en la calle y te han quitado un reloj bastante caro. ¿Volverías a comprarte otro reloj? ¿Y si hubiera sido sólo dinero, volverías a llevar dinero?
Las pérdidas son tan traumáticas para las personas, que necesitamos de un proceso especial para recuperarnos, pudiendo incluso degenerar en enfermedad, si la pérdida es importante. Objetivamente, perder es consecuencia directa de tener, así que en promedio ganamos más que perdemos, puesto que no se puede perder lo que no se tiene. Centrar nuestra atención en la pérdida tiene sentido si se pretende evitar futuras pérdidas, pero no hay que obsesionarse con el hecho, sino buscar las causas y sus posibles soluciones.

Por Abrahamjpalma

2 comentarios:

  1. Buena filosofía, la de tu amigo.

    De todas formas, bobby, sigues fijándote en los árboles y no ves el bosque. Te recuerdo que se trata de simplificaciones, para que captes la idea, sin entrar en detalles. Naturalmente, si valoras mucho llevar puesto el reloj, nada te impedirá volver a llevarlo, pero es un hecho que hay gente que se traumatiza ante un atraco. ¿No conoces el caso de alguien que se empachó de atún de pequeño y ahora no lo puede ni ver? De todas formas el punto no va sobre los traumas, sino de que damos en general más importancia subjetivamente a las pérdidas que a las ganancias.

    Ah, y eso de buscar otro trabajo mientras trabajas en el mismo, se ve que no lo has intentado. Cuando no trabajas, repartes diez currículos al día. Cuando trabajas repartes uno al mes, con suerte.
    Tampoco estoy seguro de si el dinero que hay que dar para trabajar en el colegio es en fianza o a fondo perdido, pero había oído del caso y me parecía interesante como cuestión.

    Al final, la idea que quiero transmitir es que, por muy optimista que seas, perder 100 euros te duele más que lo que disfrutas al ganar lo mismo, y que eso condiciona nuestras respuestas de forma ilógica.

    ResponderEliminar
  2. Si en eso estoy de acuerdo, Abraham, pero creo que es más bien la filosofía del español medio que la irracionalidad de la mente humana.

    Sólo tienes que fijarte en los refranes típicos españoles para ver que te preparan siempre para lo peor, fíjate: "más vale pájaro en mano que ciento volando", "más vale malo conocido que bueno por conocer", "quién bien te quiere te hará llorar", "no es oro todo lo que reluce"... Y con estas enseñanzas que han sido enseñadas de generación en generación ¿Cómo no vamos a estar resentidos con la pérdida y con miedo a la aventura?

    Si no empezamos ya a cortar con el círculo vicioso seguiremos en lo mismo. Si siempre andas el mismo camino llegarás a donde siempre has llegado.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email