martes, 18 de agosto de 2009

Leyes con letra pequeña

El gobierno aprobó hace poco una ayuda extraordinaria de 420 euros al mes durante 6 meses más para aquellos parados que habían agotado la prestación de desempleo.

La mencionada ley va acompañada de una serie de requisitos que deben cumplirse para poder solicitar esta ayuda. Entre estas es que esta ley no tiene caracter retroactivo. Es decir, solo aquellos que se hayan quedado sin subsidio a partir del 1 de Agosto pueden recibir esta ayuda.

Con estos requisitos solo 340.000 parados de los más de 4 millones que tiene España pueden beneficiarse de las ayudas. El coste de estas ayudas supera los 400 millones de euros. El coste, aunque supone una carga adicional de déficit presupuestario, es relativamente bajo. Recordemos que se dispuso un fondo de 9.000 millones para ayudar a los bancos en apuros.

¿Que sentido tiene entonces una ayuda así que tiene tan poca repercusion economica y de la que se beneficia tan poca gente? Y sobre todo, ¿por que se arriesga el gobierno a molestar a tantos parados que no van a poder recibir la prestacion?

En primer lugar parece evidente que se trata de una ley propagandistica. El gobierno quiere mandar al país el mensaje de que se preocupa.

En segundo lugar el exiguo coste parece sugerir que por contra se cuenta con poco dinero para medidas económicas. La disposicion de tanto dinero para la banca puede haber limitado la maniobrabilidad.

Parece claro pues que la medida persigue la máxima rentabilidad electoral posible al menor coste. Pero no hablamos solo de costes economicos. También de costes políticos.

Esta ley seguramente no agradará a los parados sin derecho de subsidio, especialmente a aquellos que agotaron la prestacion antes de entrar en vigor la ley. ¿Es inteligente "soliviantar" a tantos parados?

Pues si tenemos en cuenta que estos parados seguramente ya vengan cabreados de haber perdido su trabajo en la ultima legislatura probablemente ya achaquen la responsabilidad de su situación actual al gobierno socialista.

Asi pues en términos de voto los costes de semejante medida son nulos. Sin embargo los beneficios son claros. Dar la imagen de que el gobierno "se preocupa" puede ayudar a captar potenciales votantes.

Las leyes electoralistas no son algo nuevo. Tampoco es novedosa la letra pequeña. Pero empieza a ser algo demasiado frecuente la utilización de este tipo de leyes. Y eso implica que estas funcionan cada vez mejor.

¿Significará esto que los políticos se están volviendo más listos o acaso los electores son más fácilmente manipulables? Una cosa está clara, esto es un sintoma más del deterioro del sistema democrático actual.

2 comentarios:

  1. las leyes y medidas sin caracter retroactivo son de lo más normal , lo raro es lo otro, creo yo.

    Por otro lado, yo creo que cada uno lo interpreta como le de la gana. Quiero decir, si te cae en gracia puedes pensar que "genial, cualquier medida es mejor que nada". Si de por sí el gobierno o partido no te cae en gracia es fácil buscar argumentos en contra, "que si yo me quedo fuera, que si es poco dinero, que si..."

    Mi conclusión, no creo que sea medida política, sino búsqueda de soluciones o alivios parciales de la situación. Mejores o peores ya que lo decida cada uno.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, se ve que el gobierno ha leído mi artículo y se ha echado un poco atrás, jejeje.

    Yo sí creo que hay intencionalidad a la hora de vender determinada ley y esconder determinadas condiciones bajo "letra pequeña".

    Es una cuestión de imagen. Y yo creo que todos lo practican, desde luego, pero tengo la sensación de que nos dejamos cada vez más engañar en este sentido.

    Gracias por comentar, saludos.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email