sábado, 8 de agosto de 2009

Pornografía de la pobreza

Las Televisiones cambian sus programas, sus formatos pero siguen persiguiendo lo mismo. Hacer el máximo beneficio posible. Y en ese afán han desarrollado un nuevo género que les está dando resultados tremendos.

Desde que Callejeros vio la luz, se han desarrollado multitud de formatos paralelos, que emulando la denuncia social que hacía este programa, exhiben la pobreza y marginalidad que hay en nuestras calles.

Esto no tendría más problema, sino fuera por la forma en que ha degenerado este formato. Ahora en lugar de centrarse en la problemática han descubierto que lo interesante es centrarse en el personajillo de turno. El pobre paleto. Y ahora todos estos programas parecen inmersos en una lucha por quien encuentra al pobre más pintoresco, al más llamativo, aquel que pueda darles mejores resultados de audiencia. Incluso el propio Callejeros, que en sus orígenes se dedicaba a patear las calles de nuestras ciudades para denunciar la pésima situación en la que algunos viven, ha sucumbido en esta perversión.

Es pornográfico. Puro morbo y perversión. Una cosa es denunciar la situación de algunos y otra exprimir hasta la última gota las miserias de estos. Viéndolos, da la sensación de que la pobreza es hasta divertida. No digo que no haya gente que sea feliz incluso viviendo en la miseria, cada uno es feliz si está contento con lo que tiene, lo que critico es la pésima utilización que se hace de la imagen.

La pobreza no es algo que se pueda explotar así porque si. Todo el mundo sabe que hay pobres aquí, en Africa, en todas partes. Pero a nadie se le ocurriría sacar a un africano en los huesos a contar chistes verdes en medio de un anuncio de Cáritas. No por una cuestión de estética, sino porque no es algo para reírse.

La esencia de Callejeros en sus inicios era mostrar la mísera situación en la que algunos viven y que incluso en esas situaciones tan lamentables hay gente que puede ser feliz. Pero de ahí a tratar de sacar la faceta divertida de la pobreza hay un paso. La pobreza no es divertida. Los pobres no nacen siendo felices.

Mandar un mensaje así a la sociedad es banalizar el problema de la pobreza.

7 comentarios:

  1. más que los programas, yo diría que la propia sociedad se rie de ello,sin necesidad de esos programas.

    Al igual que hace unos años hacer un chiste gays, gangosos o personas con deficiencias no estaba mal visto y la gente se reía (hoy en día también se sigue haciendo pero menos)con esto creo yo que sucede lo mismo, que con el paso delos años la sensibilización y el trato de los temas cambia para mejor o para peor, pero cambia.

    ResponderEliminar
  2. Las personas necesitan ver que siempre hay alguien más desgraciado que ellos mismos. Es pura terapia.
    Me gusta este blog. Para favoritos.
    Gracias ;)

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con Boli, si te enseñan a alguien mas desgraciado que tu, evitan la critica y la revelion, eso tiene un tufillo franquista que espanta.

    ResponderEliminar
  4. Estamos asistiendo al acoso y derribo de la clase media española. Cada vez hay menos clase media y más pobres, sólo que los pobres no lo saben. Para mantener la ilusión de que siguen siendo clase media es útil mostrarles la miseria. Miseria no es pobreza. El probe trabaja, come todos los días y hasta tiene un utilitario para ir y venir del trabajo. A veces hasta se da el lujo de unas vacaciones en la playa. Lo que sacan en callejeros no es pobreza, es miseria. Son los desposeídos. Los desesperados.

    Así que, mira, al final no estamos tan mal. Sí, hay crisis, muchos estamos en paro, no nos podemos permitir lujos, pero estamos bien. En la media. FALSO.
    Si comparamos con algún otro país donde la distribución de la renta sea más normal, enseguida nos damos cuenta de que estamos muy mal pagados, de que nuestro nivel de vida es muy inferior al que debería ser para lo que trabajamos, y encima, que esta forma que han tomado las empresas de aumentar sus beneficios (a costa de los salarios) perjudica al país a medio plazo, pues renuncia a la competitividad por innovación, y destruye la base social que proporciona estabilidad y mercado a la sociedad consumista.
    El nivel de vida que teníamos antes de la crisis procedía del crédito fácil, que pagaremos con creces en los años venideros. Se acabó. Nos han puesto en nuestro sitio.

    Pero también nuestros caciques metidos a empresarios reciben su merecido. Engatusados por el beneficio fácil e inmediato del último experimento capitalista, perfeccionan las técnicas del timo con traje a medida, mientras el auténtico desarrollo se va al garete. En lugar de aumentar la riqueza (cosa cada vez más difícil porque cada día queda menos de donde sacarla), invirtieron en cambiar de manos la riqueza que ya había, como imágenes especulares de Robin Hood, secando la teoría del goteo. Cuando la esponja se seca, ya no gotea, sino que absorbe.

    Como ya dije en un comentario anterior: Muchos sabemos cómo nos están engañando, pero pocos estamos dispuestos a hacer algo para que deje de ocurrir.

    (Perdonad el estilo periodístico, pero es que hoy no estoy de humor)

    ResponderEliminar
  5. Poco que añadir si lo habeis clavado todo.

    A la gente le gusta saber que no es la última en la "cadena alimenticia". Viendo a otros peor creen que estan mejor ellos y los apartan, los marginan y, en cierto modo, los intentan mantener alejados.

    Supongo que esto les reafirma en su sensación o su esperanza de "Esto no me pasará a mí".

    ¿En el pais de los ciegos el tuerto es el rey? ¡¡El tuerto sigue siendo tuerto señores!!

    ResponderEliminar
  6. Este programa y sus derivados me parecen deplorables. Es un elogio a la miseria, a lo chabacano, a lo vulgar. Es rebuscar entre lo más sucio, la basura y regodearse en ello. Los periodistas que lo realizan parecen disfrutar cuando se topan con yonkis, borrachos y gentuza... pues piensan en la mucha audiencia que les dará. Es otro programa de telebasura "adornado" como periodismo de investigación. Todas las cadenas tiene uno, a cual más degenerado que el anterior. Ahora se dedican a ir a las playas y a sacar a señoras con las tetas al aire mostrando la comida de sus tapper, las fiestas playeras más depravadas, chalados buscavidas que venden de todo en las playas y "perroflautas" que pernoctan en la orilla del mar.
    Un esperpento.
    Se nota que odio estos programas ¿verdad?

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón, ha llegado un momento que la intención inicial se ha convertido en una simple distracción sin ver la realidad que hay detrás.

    Al final todos los programas buscan lo mismo.

    Hace un tiempo escribí un artículo:
    21 días: prostituta de carretera, me gustaría que le echaras un vistazo:

    http://www.terceraopinion.net/2009/03/01/21-dias-puro-periodismo/

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email