sábado, 1 de agosto de 2009

Psicoterapias y Sociedad

Cuando hablamos de que nuestra sociedad es así o asá, y se nos ocurren formas para evitar los errores, concienciar, etc, a veces, sin darnos cuenta, estamos empleando técnicas procedentes de las psicoterapias. Así que, creo que vendría bien darles un vistazo general.

Psicoanálisis
Planteada por Freud y desarrollada en varias escuelas, esta terapia se basa en el conocimiento pasado de lo que originó un trastorno psíquico. Postula que la mente se divide en tres partes, Yo, Superyo y Subsconsciente (y está biológicamente demostrado). El superyo o el subsconsciente tuvieron un trauma en su día, y trastornan al cuerpo, afectando al Yo, que no sabe qué le pasa ni qué hacer al respecto. Al descubrir el trauma, el Yo será capaz de enfrentarse a sus males y curarse. Requiere de muchas sesiones para empezar a dar resultados, y para algunas patologías es del todo ineficaz.

Conductivismo
A esta terapia le da igual lo que te pasara en el pasado, lo que pretende es que seas capaz de llevar una vida normal. Para ello te condicionan para que elimines la conducta que te causa problemas en tu relación con los demás, sin pretender curarte. Es muy eficaz en sus objetivos y da resultados en pocas sesiones. Son terapias basadas en el condicionamiento animal del premio y el castigo.

Humanismo
Esta corriente piensa que tu problema es precisamente que piensas que tienes un problema. Tú no eres bajito, son los demás que crecieron demasiado. Las técnicas consisten en hacer madurar al cliente y desarrollar su potencial humano, de modo que él mismo sea capaz de enfrentarse a sus problemas, cambiando el enfoque.

El número de sesiones que se requieren es intermedio, y no garantiza resultados sobre el problema que fuiste a resolver, aunque sales sintiéndote mejor.

A casi cualquier problema social que se nos ocurra, le podemos dar uno de estos tres enfoques. El primero se corresponde con la concienciación, es poco efectiva y requiere de mucho tiempo para dar resultados. El segundo se corresponde con las normas impuestas a los hábitos, como poner multas al que vaya sin casco, es efectivo e impopular, y no elimina el problema de fondo. El tercero es tan reciente que aún no conozco cómo se implementa, aunque supongo que es una cuestión de filosofía, o quizás una variante del anarquismo.

Por Abraham J. Palma

1 comentario:

  1. A mi personalmente me gusta más el humanista, incluso por el nombre. Parece que trata de hacer algo que insisto mucho en decir a las personas que tienen problemas psicológicos. Hay que ser egoista y pensar que son los demás los que tienen el problema, no tú. Es un tanto Hedonista pero pienso que es lo más efectivo. Pues yo creo que la mayoría de la gente está obsesionada con el que dirán los demás en como les va a los demás y todo su yo gira en torno a los demás.

    En la vida hay que ser egoista (hasta cierto punto, por supuesto) y no envidioso. Envidia sana dice un refrán. No existe la envidia sana. La envidia es terriblemente insana. Es más sano darse placer que en envidiar el placer de los demás.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email