sábado, 26 de septiembre de 2009

Ni ricos ni bancos pagarán más impuestos

Parece que la subida de impuestos, salvo sorpresa en la tramitación parlamentaria, se consumará. Los presupuestos del año que viene vendrán con subida de impuestos pero esa subida será probablemente de las más injustas de la Democracia.

Pues aunque subir los impuestos no ha de ser siempre malo, como hemos apuntado a menudo en este blog, lo cierto es que la subida de impuestos planeada recaerá especialmente en las clases medias sin repercutir en las altas y afectar en algo a las más bajas.

Si ya las medidas de reactivación economica del pasado año ya apuntaban cierta inequidad, dando ayudas discrecionales a personas que no lo necesitaban (como los 400 euros o el cheque bebe), y a la banca (que se llevó el bote extraordinario de 9.000 millones en forma de fondo de reserva); la subida de impuestos anunciada termina de rematar la faena cargando con una subida del Iva reducido del 7 al 8 y el iva normal del 16 al 18, subidas a las rentas del capital y supresion de los 400 euros.

Y mientras tanto los bancos, con sus ayudas y las clases altas, con exenciones fiscales y con la supresion del impuesto de patrimonio (que se ha decidido no restaurar) seguirán tan frescos como una lechuga.

Francamente, le podrían ya retirar el apelativo de socialista a este partido, pues todo lo que ha hecho desde que empezó a gobernar en 2004 es imitar las políticas de los partidos liberales, primero jactándose del superavit acumulado (sin solucionar graves problemas latentes) y despues, cuando ha venido la crisis, gastando el dinero en ayudas innecesarias a sectores moribundos sin hacer el necesario cambio de modelo.

No se han tomado medidas de tipo verdaderamente social, que favorezcan la integracion de los más desfavorecidos, no se ha incentivado un cambio de modelo, pues se ha seguido financiando a inmobiliarias y constructoras con planes públicos de obras, no se ha reformado la educación, es más seguimos con recortes de gasto, la sanidad va de pena, como siempre, y ni siquiera, lo que hubiera sido más lógico, planes de formación laboral para el empleo ni siquiera han sido elaborados.

Y ahora, después de dilapidar decenas de miles de millones y de pasar de un superavit a un déficit monstruoso, al que le toca apoquinar la pasta no es al que más posee, sino al que menos escapatoria tiene.

Nada más que confiscando la mitad de los beneficios de la banca de este año, se podría recaudar lo mismo que con la subida de impuestos planeada. Pero nada, se ve que el lobby de la Banca sigue teniendo un inmenso poder y que sigue pagando las campañas electorales de los partidos políticos, pues nadie ha mencionado que los bancos, lejos de tener pérdidas, siguen tan bien como siempre o incluso ganan más, friendo a comisiones a los poquitos que se dedicaron a ahorrar.

Asi que nada, resignacion cristiana como se suele decir, pues a los currantes nos toca pagar los errores de los ricos. De todos modos, si no se lo lleva el gobierno, se lo llevará la codicia y la estupidez humana.



1 comentario:

  1. Con todo esto de los nuevos impuestos se demuestra que la política es como un par de alpargatas: La izquierda es exactamente igual que la derecha.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email