lunes, 17 de septiembre de 2007

La confianza en el Sistema Financiero

Este viernes pasado, hemos conocido una noticia, que sin haber tenido mucha relevancia en los telediarios, es sumamente preocupante para la situación económica europea. El 5º banco hipotecario inglés se declaró en dificultades financieras debido a la crisis subprime y el Banco de Inglaterra ha tenido que acudir con urgencia en su ayuda.
Nadie sabe con certeza que impacto ha tenido esta crisis en este banco y es por ello por lo que el miedo se ha apoderado de los depositantes. Miles y miles de estos se han agolpado en las sucursales bancarias y han empezado a retirar sus depósitos. A día de hoy llevan un 4 % retirado, pero nadie sabe cuanta gente más podrá retirar su dinero, por lo que claro está, acuden más y más depositantes cada hora que pasa.La cosa puede ponerse muy muy seria si el pánico se empieza a extender. No olvidemos que el principal sustento del funcionamiento del Sistema financiero es la confianza y si se pierde, puede ser desastroso.

Para visualizarlo bien, imagínese que pasase lo mismo con el BBVA o el Santander (por poner un ejemplo de un gran banco) es decir, que de pronto dijera, no tengo suficientes fondos. Miles y miles de personas irían corriendo al banco a sacar su dinero. Y lo más probable es que la notoriedad de la noticia agravase aun más el asunto.

Es lo que el banco Northern Rock está provocando en Gran Bretaña. Un inicio de pánico.

Como lo que ocurría en Mary Poppins. ¿Se acuerdan de lo que pasó? El niño pide al banquero que le devuelva sus 2 peniques y el banquero se niega. Los que estaban cerca lo escucharon y tuvieron miedo de que les pasara lo mismo y todos empezaron a sacar como locos el dinero de las cajas. Al final, la ruina total para el banco. Para mi la mejor escena de pánico bancario de la historia del cine. Es curioso que fuera en una película para niños.

Harían bien pues en llamar a la calma el BCE porque esta situación no se daba desde la Gran Depresión. Por entonces un banco tras otro quebraba porque los depositantes retiraban sus fondos aterrorizados por lo que veían que pasaba en otros bancos. Por entonces la economía no era tan global como ahora ni los medios de comunicación tan sensacionalistas, sobre todo porque no podían emitir en directo. ¿Se imaginan la Gran depresión retratada por Antena 3? Sería de película. Y sin embargo, por entonces las crisis viajaban de un país a otro como si no existieran las fronteras. ¿Que podría provocar un pánico así en plena era de Globalización Financiera como la que vivimos ahora? Da miedo pensarlo.

Así que, aunque me tachen de prudente, no voy a encerrar mi dinero varios años. Dejaré un poco en mi cuenta corriente y ya está. Y si tengo que salir corriendo al banco a sacarlo, seré el primero en la cola. ¿Se imaginan que ocurriese como el corralito financiero argentino? Ni loco dejo los ahorros de mi vida ahí.

"No pierdan la fe en el sistema, que aquí no pasa nada" como dicen los banqueros y los políticos, aunque ya nadie tenga fe en lo que ellos dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email