martes, 19 de febrero de 2008

810 mil votantes no están representados

Un democracia es en sentido amplio el gobierno del pueblo. Pero hay multitud de opciones a la hora de adoptar un sistema democratico en un país. Entre las más importantes encontramos:

Casi la practica totalidad de los paises democraticos han optado por la 2ª vía, que, aunque menos democrática, es en principio más víable. Digo en principio ya que, en teoría, los representantes son personas preparadas y formadas para tomar mejor las decisiones que el pueblo y en segundo lugar porque se presupone que el coste y la infraestructura necesaria para una democracia directa es mucho más elevado, por lo que se limita a las decisiones más importantes mediante referendums. Este argumento, hoy en día en la era de Internet, cada vez se sostiene menos.

Asi pues, toda democracia representativa (como la española) necesita elegir cada cierto tiempo a sus representantes. Aunque cualquier cantidad de personas puede representar al pueblo, lo cierto es que lógicamente el número tiene que ser bajo para que el coste de la representación no sea elevado.

Concretamente en el caso español las dos camaras elegidas por sufragio universal, el Congreso y el Senado, tienen un numero de parlamentarios limitado: 350 y 210 representantes respectivamente.

El problema que genera es evidente. Y es que, aunque en principio cualquier partido puede presentarse a las elecciones ¿como se decide el peso que cada uno de los partidos representantes del pueblo tiene en el parlamento segun los resultados? Para resolver esta cuestión se utilizan las denominadas leyes electorales, que son trascendentales para determinar la suerte de la decisión democrática.

Asi pues el sistema elegido por España para dirimir los procesos electorales fue la llamada ley d'Hont. Esta consiste en, a través de un complejo sistema pseudoproporcional asignar los escaños al parlamento por distritos electorales (en nuestro caso provincias). Cada provincia tiene pues una cantidad de representantes en funcion de la Poblacion. En cada provincia, la ley electoral exige que para que una formación tenga posibilidad de optar (no derecho) a un escaño es necesario alcanzar el 3% de los sufragios.

Asi pues en principio todas aquellas formaciones que no alcanzan ese 3% en ninguna provincia no tienen ninguna opcion. Es más, aún llegando a ese 3% nada garantiza que finalmente consigas el escaño. Se puede dar incluso la paradoja de que ninguna formación alcanzase ese 3% mínimo, aunque este caso (que seguramente ya está contemplado) es extremadamente dificil que se dé.

El resultado de este complejo sistema es que, para lograr un escaño es necesario lograr un numero distinto de votos en cada provincia. Es lo que se denomina el precio del escaño y es distinto en cada circunscripcion. Por lo que muchos partidos minoritarios no obtienen representación e incluso, entre partidos con un numero significativo de votos se producen diferencias importantes.

Asi pues, si nos remitimos a las ultimas elecciones generales al Congreso podemos ver claramente las fuertes divergencias representativas que se producen:

Partido Votos % Escaños Precio del escaño
TOTAL 25.178.241 100,00 350 71.938
PSOE 10.909.687 42,64 164 66.522
PP 9.630.512 37,64 148 65.071
CiU 829.046 3,24 10 82.905
ERC 649.999 2,54 8 81.250
EAJ-PNV 417.154 1,63 7 59.593
IU 1.269.532 4,96 5 253.906
CC 221.034 0,86 3 73.678
BNG 205.613 0,80 2 102.807
CHA 93.865 0,37 1 93.865
EA 80.613 0,32 1 80.613
Na-Bai 60.645 0,24 1 60.645
OTROS 810.541 3,22 0 Sin escaño

El caso más llamativo es quizás el de IU donde a pesar de tener más votos que CIU, solo obtiene 5 Escaños (frente a los 10 de CIU). Esto se ve muy bien reflejado en el precio del escaño. En general en 2004 de media un escaño costó aproximadamente 72.000 votos. Sin embargo hay partidos que han tenido que pagar más votos que otros para conseguirlos. Es el caso de Izquierda Unida y el Bloque Nacionalista Gallego con 250.000 y 100.000 votos por escaño respectivamente. Sin embargo, para el PNV y Nafarroa- Bai costó relativamente barato (solo 60.000 votos).

Y es que en este sistema, la dispersión del voto cuesta muy caro a las formaciones, con lo que, relativamente, salen beneficiadas las formaciones más concentradas (nacionalismos) o aquellas que obtienen muchos votos y representacion en todas las provincias (PP y PSOE).

Lo más curioso de este sistema es que más de 810 mil personas no tienen ninguna representación en el Congreso, lo que representa el 3,2 % de los votantes totales. Y hay que tener en cuenta que esta cifra está infravalorada. De los partidos antes mencionados, muchos no obtienen representación en determinadas provincias, con lo que teóricamente, los habitantes de esas provincias no están tampoco representados directamente por sus partidos. Solo de forma indirecta a través de diputados de otras provincias.

Y es que un sistema que presume ser el gobierno de todos, deja marginado a más del 3% de su electorado.

En el próximo articulo compararemos este sistema con otros tales como el proporcional o el de distrito único y veremos que las diferencias representativas son muy notables (y que si se hubieran llevado a cabo, el signo político del gobierno hubiera incluso cambiado.

Continuara...

6 comentarios:

  1. Mirate algun libro de etimologia. "Democracia" no significa "gobierno de (todos y cada uno) del pueblo", como normalmete (e ingenuamente debo añadir) se traduce.

    "Democracia": Significa "Gobierno de las Masas" o "Gobierno de la Mayoria". La diferencia no es trivial.

    En una democracia gobierna la Mayoria (no todo el pueblo). Incluso en democracia directa o referendums solo importa la voluntad de la Mayoria.

    Esos 800.000 pringaos votan a partidos minoriatarios y "minoritarios" en "Democracia" significa menos que nada.

    En mi opinion los partidos a los que voten esos 800.000 estan mejor fuera. Son partidos radicales que solo entorpecerian mas la politica.

    Lo que habria que hacer es echar partidos del Congraso no meter mas.

    ResponderEliminar
  2. Quien crea que vivimos en una democracia ("poder del pueblo"), que se lo haga mirar porque vive en los mundos de Yupi.

    Vivimos en una "elitocracia".

    ResponderEliminar
  3. La Democracia es una elitocracia. No pretende ser otra cosa. Se basa en la explotación de las minorias por la mayoría.

    Una Democracia no puede, por definición, ser justa y equitativa.

    Además, la Justicia no es algo que se puede consensuar.

    Si se hubiera hecho un referendum sobre si se debía quemar a Copérnico por decir que la Tierra gira en torno al Sol, habría salido un "Sí" clamoroso. Eso no quiere decir que desde entonces sea el Sol el que gire alrededor de la Tierra XD

    La democrcia es tan tiránica y despótica como cualquier otro sistema político. La diferencia es quién recibe los palos.

    ResponderEliminar
  4. No iba por el camino que tú dices, alex. Me refiero a que los partidos políticos que tenemos son intocables, inmutables, y financiados enormemente por las grandes corporaciones. Alguien sin un enorme capital detrás no puede ni soñar con conseguir un escañito. IU, que no digamos que gaste mucho en campaña, gastó 10'2 millones de euros la pasada vez. Imagínate lo que gastarán PP o PSOE.

    Con esto quiero decir que: ¿poder del pueblo? Me río yo del poder del pueblo si para llegar a tener un escaño hay que gastar millones de euros.

    La solución, obviamente, es la democracia directa, es decir, las asociaciones, las reuniones, las asambleas vecinales, etc. Todo, por supuesto, dentro de un marco legal y una sociedad que aliente todo esto.

    Mientras mi poder político se reduzca a meter un papel en una urna cada cuatro años, eligiendo PP o PSOE (votar cualquier otro es votar PSOE al final), no consideraré que tengo ningún tipo de poder. Más aún cuando PP y PSOE están cada vez más cerca (y el que no vea esto también es muy inocente).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Alex, eso no quita que no se pueda reducir la injusticia. La ley electoral no es inmutable y se puede cambiar.

    Siempre se le puede (si se quiere) dar aunque sea una representacion simbolica a cada partido para que al menos tenga voz en el Congreso. Yo entiendo que eso es democracia y más representativa dado que el numero de votantes marginados se podría reducir incluso a cero si se quisiera. Lo que pasa es que no se quiere.

    Ello no implica que los partidos minoritarios sean radicales. Entre los partidos excluidos como luego expondré hay de todo. Radicales, idealistas, nacionalistas, etc...

    A todos estos se les podría dar representacion minoritaria y no afectar decisivamente a la decisión democratica.

    Yo creo que si quitas partidos nos acercas cada vez más al modelo bipartidista estadounidense.

    Lo que yo creo es que hay que meter partidos en el congreso y fomentar que los partidos deban consensuar, no las mayorías absolutas y tiránicas que cada cierto tiempo vemos.

    Pero no mediante un sistema de regionalismos como ahora, sino uno que prime los partidos en proporcion a sus resultados.

    ResponderEliminar
  6. Lo de votar por Internet siempre me ha parecido un terrotorio virgen que sería genial explorar. Hoy en día se hacen hasta transacciones bancarias, así que seguridad hay la que quieras, eso no es problema (¿qué hay más sagrado en esta sociedad que el dinero?).

    También me parece muy bien que cualquier partido con más de X votos (por ejemplo 5000) tenga al menos un escaño simbólico, con posibilidad de proponer cosas, aunque no de votar. Hay partidos por ahí geniales (como Por Un Mundo Más Justo o Los Verdes) que no son radicales y deberían tener una oportunidad. También sería un buen método para darse a conocer al público.

    Pero como simpatizante de las ideas anarquistas, pienso que la clave está en traer el poder cerca de casa. En asociaciones vecinales, sindicatos, organizaciones. Hace poco pusieron en Murcia un tranvía de mierda, que a nadie le gustó. ¿Cómo es que nosotros, que vivimos aquí, no tuvimos oportunidad de vetarlo? ¿Qué clase de democracia es ésta que no podemos impedir una gran obra enfrente de nuestras casas, que ni siquiera podemos plantear el debate?

    Una vez en este blog alguien me increpó diciendo que si simpatizaba el anarquismo, debería involucrarme en asociaciones vecinales y demás. El problema es que, por más que busco, no encuentro asociaciones en Murcia. Me siento activista y me gustaría colaborar en algo, pero demonios si sé cómo. Busco y busco en Internet pero no encuentro nada. Quizás haya este tipo de organizaciones, pero joder, ni son conocidas, ni uno sabe cómo buscarlas...

    En fin, sólo unos pensamientos sueltos que me atormentan en estas elecciones.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email