lunes, 8 de septiembre de 2008

La culpa de la crisis también es del PP

Antes de que me encasillen de socialista, he de decir que no tengo ninguna afinidad política clara. Es más, hace años que ando asqueado de la política. Como decía a mis compañeros de curso de alemán en Berlín durante este verano, he perdido la fe en la política y en mi país (y no saben ustedes cuan triste es afirmar esto).
Pero no puedo evitar encenderme cuando aquellos fundamentalistas sectarios del PP (cuidado, fundamentalistas hay en todos los partidos), afirman que toda la culpa de la crisis económica es de Zapatero y resumen toda la cuestión a algo tan simplón como: PP bueno, PSOE malo.
Es tan triste escuchar el análisis que hacen. Simplifican todo a las estadísticas con afirmaciones como: “durante los 8 años del PP se creo empleo y el PSOE es el campeón del desempleo” o cosas como “el PSOE se ha cargado la herencia económica del PP”.
Que pronto se olvida esta gente de las causas de la crisis e incluso cuando las mencionan hablan únicamente en presente culpando exclusivamente al PSOE de todo lo que está pasando.
¿Acaso olvidan que detrás de la crisis económica está el fin de la burbuja inmobiliaria? ¿Y cuando se formo? y sobre todo, ¿por qué se formo? Eso es lo que hay que ver antes de lanzar culpas a diestro y siniestro de forma sectaria. Y es que por desgracia en esta cuestión las culpas están equitativamente repartidas.
La burbuja inmobiliaria se formó al abrigo de las políticas neoliberales del PP y en particular de la liberalización del suelo que se produjo durante la primera legislatura del señor Aznar. Sí, efectivamente, la burbuja nació entre 1996 y el año 2000 y no precisamente por el PSOE. De hecho durante los años posteriores, la segunda legislatura del PP, la burbuja inmobiliaria se desató y los precios de la vivienda alcanzaron tasas de crecimiento interanual del 18 % (las máximas de toda la burbuja) sin que el PP hiciera nada por enfriarla.
Más por casualidad que por méritos propios el cambio de gobierno en 2004 coincidió con el agotamiento de la burbuja y la desaceleración de las tasas de crecimiento. Eran los primeros síntomas de que el clima económico estaba cambiando. A pesar de todo y dado que la cosa iba bien, tampoco se hizo nada por arreglar la situación. En 2007 y antes de que estallara la crisis Subprime el mercado de la vivienda ya estaba dando las primeras señales de alarma con una desaceleración notable del precio y la demanda. Sin embargo y como de costumbre tampoco se hizo nada.
Si es evidente que entre 1996 y 2008 no se ha hecho apenas nada por arreglar esta situación, ¿por qué entonces se empeña la gente en echar las culpas al bando contrario si ambos tienen la culpa?
Y es que señores, hay que recordar que para que una burbuja explote, lo primero que tiene que hacerse es inflarla. Pero dado que las burbujas suelen traer en su formación un clima económico favorable, nadie quiso atacarla para no estropear aquellas maravillosas estadísticas artificiales que nos decían que crecíamos más que los europeos y que cada vez estábamos mejor. Bueno, habría que matizar, algunos estaban mejor (los especuladores, los banqueros, los políticos por supuesto, etc…) la gran mayoría estaba cada vez peor.Sin embargo estamos tan obcecados con el juego político y deseamos con tanto ahínco que gane nuestro “partido” (como si esto fuera fútbol) que nos da igual criticar al rival con tal de reafirmar nuestra “firmeza de ideas”. Y es ahí donde los fans del Partido Popular se equivocan. Claro que el partido socialista tiene culpa de la crisis, pero la responsabilidad también recae, en el origen de la burbuja, en las políticas neoliberales populares.
Y es ahí donde critico a ambos partidos. El liberalismo es la peor receta económica ya deja campar a sus anchas la especulación y permite las burbujas, burbujas que fomentan la desigualdad económica, siendo esta la principal razón de las crisis, cosa que olvidan hasta los mejores economistas liberales.
Y puestos a criticar, ya que he criticado mucho al PP hoy, hay que decir al menos una cosa a su favor, y es que cuando votas al PP sabes al menos que te vas a encontrar: una política económica liberal. Lo grave ciertamente es el cacao mental del Partido Socialista que practica políticas sociales muy progresistas en lo social y muy liberales (al igual que el PP) en lo económico, lo que evidencia la falta de coherencia del partido. Lo más triste es que hoy en día, el único partido que realmente defiende una política económica keynesiana (de centro izquierda) es Izquierda Unida, partido abocado a la desaparición por la actual ley electoral (que premia el nacionalismo y el bipartidismo).
En fin, como ya digo, he perdido la fe en mi país y eso es taaaaan triste…

2 comentarios:

  1. el keynesianismo o capitalismo supervisado como bien lo has definido también puede conseguir gestionar bien los recursos naturales. Solo hay que conseguir que se interiorice en las empresas el coste o daño que la empresa causa a la naturaleza para que esos costes se asuman en la competencia.

    El problema ahora es que sin Estado que legisle las empresas nunca asumiran por si solas esos daños que causan. Por ello es tan importante la existencia de un Estado regulador e intervencionista sin matar los mecanismos eficientes del mercado.

    ResponderEliminar
  2. La caida inmobiliaria no solo es la culpable de la situacion tan sumamente penosa economicamente para el hombre de a pie, que encoje a un ritmo desconsiderado. No solo la burbuja inmobiliaria causa esta crisis, almenos, no al hombre de a pie, de este pais.

    A ver si me expreso...

    El pp no hizo nada por acabar con la burbuja inmobiliaria. El PSOE dijo en las elecciones de 2004 que si acabaria con esta burbuja y... ch ch ch. ¿Hasta cuando la vivienda inacesible? en concreto eso decia el PSOE. También decia que teniamos muchos inmigrantes y que habia que terminar con eso... y que subiria los sueldos. Después la realidad era justamente lo opuesto. Todo mentira

    Lo que hay en esta crisis española (que de estar en un 5º puesto en europa hemos bajado por debajo de rumania) es superpoblacion, inmigrantes en cantidades abusivas para el trabajo que, aqui no hay. Y sus subvenciones y ayudas (del psoe) que hacen que todos los españoles tengamos que ganar menos y pagar mas, para extranjeros. Lógica gente, ¡Lógica! Si en una casa comen 3 personas de un sueldo, y se reparten la comida entre todos a partes iguales, pues que se sumen otras 3 haber a cuanto se les queda por persona (y los 3 recien llegados encima tienen un plus de agua, bebida pan y postre)
    Esto es otra burbija, porque a este ritmo, nuestro trabajo disminuye y hay que repartirlo con mucha mas gente. Asi llevamos todos los años de zapatero, y la crisis es un agujero taaaan grande, que no se ve el fondo, y lo que quiero decir que mientras el resto de paises están en crisis, los españoles, con problemas internos de nuestro pais, no podemos ver si esto se arreglará, cuando empezará a mejorar, y si lo hará.

    Yo también he perdido la fé política de este pais, no soy pepero, estoy en el meollo como casi casi casi todo el mundo ¿no?. Pero si el tio que ha escrito este blog, SI POR CASUALIDAD, prefiere que esté en PSOE en el poder a dia de hoy (que no se lo que quiere), que no se queje de nada, porque tiene lo que...

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email