martes, 6 de enero de 2009

Sostener los precios cueste lo que cueste

Los precios de la vivienda en España ya están bajando. Según prácticamente todas las estadísticas los precios bajaron este pasado 2008. Las estimaciones varían según si hablamos de estadísticas gubernamentales (que apenas hablan de descensos) o de estadisticas privadas (que hablan de descensos más pronunciados).

Sea como sea, lo cierto es que esta bajada de precios nos beneficia a todos aquellos que deseamos independizarnos, al hacer poco a poco más accesible la vivienda.

Pero sorprende ver como desde el gobierno se ponen del lado del constructor o del vendedor (especulador) antes que del comprador.

Todo esto viene a cuenta de unas declaraciones hechas por José Blanco confía en que el la caída de precios de la vivienda haya tocado fondo.

Traducido al castellano.

1º O bien el gobierno miente con las estadísticas y el precio de la vivienda ha bajado mucho más de lo que dicen (1%) o bien cree que la bajada que afirman sus estadísticas es suficiente.

2º Que el gobierno no tiene intención alguna de que el precio de la vivienda baje porque si lo tuviera, no haría declaraciones de este tipo que tienen por misión modificar las expectativas de los compradores/especuladores, para que vuelvan a comprar.

Es muy decepcionante esta actitud por parte del Gobierno. Ciertamente esto confirma que la crisis continuará porque si no son capaces de resolver el problema de la vivienda, o más bien no quieren hacerlo, el mercado inmobiliario no volverá a su cauce por mucha ayuda y esfuerzo que hagan para tratar de sostenerlo.

Analicen señores del gobierno, si la gente no compra casas es básica y exclusivamente porque no puede. Y los especuladores son listos y lo saben, no van a comprar hasta que el precio baje y vuelva la demanda. Si pretenden que resucite la burbuja y las buenas cifras van listos.

Cuanto más traten de sostener el precio sin aportar solución alguna al problema de la accesibilidad, cuanto más ayudas a las constructoras, inmobiliarias, etc... dén y menos a los jovenes, más casas se construirán y menos se comprarán y más y más tenderá a bajar el precio de la vivienda.

Sinceramente espero que al señor Blanco le hayan traído los reyes mucho pero que mucho carbón negro. Que poca vergüenza decir estas cosas y más con tantos "sin techo" que hay.

4 comentarios:

  1. Es evidente que no van a decir "los precios van a seguir bajando" porque entonces los precios se van a despeñar y el daño producido por la deflacción resultante sería catastrófico. Además, si consiguen mantener los precios en el nivel que está conseguirán dos triunfos: El primero que los promotores y especuladores de vivienda, el Lobby español más importante no saldrá perjudicado y les deberá una; y el segundo poder utilizar la frase "con nosotros los precios no subieron ni un euro", que queda más bonita electoralmente hablando que la primera. Además ¿no os habéis dado cuenta de que todas estas ayudas a los promotores pueden disfrazarse fácilmente para construir viviendas de protección oficial y cosas por el estilo? Triunfo sobre triunfo.

    ¿Sinvergüenzas? sin duda (y no miro al partido político, que me da exactamente igual) ¿Estúpidos? ni la sombra.

    ResponderEliminar
  2. Esta claro que tratar de prolongar la vida a un sector que, en definitiva, ha fallecido no es más que posponer la percepción de que ha muerto y, lo peor de todo, meter dinero en un lugar donde no va a dar frutos...solo servirá para tratar de ganar tiempo.

    Joder, que dejen que los precios bajen, los promotores y constructores quieren vender, yo quiero comprar...no os preocupeis que si nos dejais charlar un poco seguro que llegamos a un acuerdo en el precio... Llega a parecer que los inmuebles más que propiedad de las inmobiliarias son propiedad del gobierno que está exageradamente preocupado por venderlos al máximo precio.

    Por otro lado, ¿creeis que las palabras de Pepiño, PetaZeta, etc. van a incidir de manera determinante a la hora de que los precios suban o bajen? Por favor, un poco de realismo y de humildad.

    Fuera de este tema he de destacar un pensamiento que siempre he tenido cuando escucho hablar a Pepiño: "este no solo es tonto sino que también lo parece". Aquellos que se vean tentados a negar mis palabras no tienen más que echar un vistazo al esperpento intelectual que aparece fotografiado en esta entrada.

    ResponderEliminar
  3. Os recuerdo que los políticos profesionales están en la categoría de actores, más o menos a la altura de un comercial de inmobiliaria o un comediante. Es decir, que cuando hacen declaraciones oficiales, la opinión no es suya, sino del gabinete de asesores que le dice qué es lo que tiene que decir.

    Es claro que el objetivo de las declaraciones es frenar la caída de precios. Y aunque parezca mentira, cuando las declaraciones vienen de personas influyentes, pueden tener su efecto. Hasta el color de los calcetines del presidente del banco europeo puede modificar los tipos de interés.

    Es una obligación del gobierno, buscar la tranquilidad de la población. Pero las palabras, aunque engañan, no dan de comer... (y mi estómago está empezando a sospechar).
    Si no hay soluciones reales, al final se quedará todo en palabras.

    ResponderEliminar
  4. Hay gente que es muy crédula. Y otra gente que no quiere ver. Aunque la credibilidad de esta gente haya perdido muchos enteros, hay gente que es fanática y que aunque le digas lo contrario no reacciona

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email