jueves, 4 de junio de 2009

La Rebelión de Nika (1/2)

Cuando vemos cómo los estadios de fútbol se convierten en campos de batalla o se juzga a un militar perteneciente a un partido extremista podemos llegar a entender que este comportamiento es fruto de la sociedad en la que vivimos, cuando hay ejemplos históricos que demuestran que han existido casos de forofismo que han llegado a extremos de revolución abierta.

Normalmente la mayor parte de los gobiernos suelen estar tranquilos cuando se le facilita al pueblo "Pan y Circo", aunque en este caso fue precisamente la existencia de este circo lo que provocó que incluso el mismo emperador de Bizancio estuviera a punto de huir aterrado con la posibilidad de una muerte por linchamiento a manos de una multitud enfurecida.

En el siglo VI el Imperio Bizantino estaba destinado a ser uno de los estados más poderosos e influyentes de la Europa de la época. Siendo el Imperio Romano de Oriente, se había salvado parcialmente de la ruina que destruyó y dividió en multitud de estados bárbaros a su contrapartida occidental, y bajo el mando de Justino I y más tarde Justiniano I, se preparaba para expandirse por el Mediterráneo y llegar hasta la costa oriental española. Pero antes de ese avance tuvo que hacer frente a un problema interno muy grave que estuvo a punto de destituir al emperador Justiniano y cambiar el curso de la historia.

Uno de los centros neurálgicos de la capital del Imperio Bizantino, Constantinopla (la que ahora es Estambul), era el Hipódromo. Éste era un circo romano que tenía capacidad para más de 40.000 espectadores, y que junto con el pan de trigo regalado de forma oficial, servía como válvula de escape para la mayor parte de la población de la ciudad que vivía en condiciones de vida vejatorias. En él, el espectáculo que movía más pasiones eran las carreras de caballos. Las cuadrigas estaban divididas en cuatro equipos (los rojos, los blancos, los azules y los verdes) y toda la afición que asistía a la carrera se alineaba con un color. La situación llegó a tales extremos que existían distritos (barrios) enteros dedicados a un color, y había representación política y religiosa de cada equipo. De esta forma, los azules eran tradicionalmente ortodoxos, los verdes monofisitas, los demarcas (dirigentes y portavoces) de cada color tenían una clara influencia política en las acciones y decretos del senado y el emperador, cada color tenía su propia milicia ciudadana encargada de defender diversas zonas de la ciudad en caso de ataque, e incluso el propio emperador Justiniano se declaraba abientamente azul.

Por Bobby

3 comentarios:

  1. En Lorca (Murcia-España) se siguen celebrando espectáculos de cuadrigas en la calle por Semana Santa. Las diferentes Cofradías se distinguen por el color (los rojos, los azules, los blancos). Cada grupo "idolatra" una imagen de la Virgen, del Cristo, etc. La rivalidad llega hasta el punto de que es difícil ver que un chico de los "rojos" se case con una chica de los "blancos", por ejemplo.

    Saludos desde la montaña alicantina

    ResponderEliminar
  2. En Sevilla suele ocurrir un fenómeno semejante. Pobre de la sevillista que se case con un "verderón", por ejemplo (o viceversa).

    En cualquier caso, esas rivalidades no son dañinas si siempre se basan en el respeto: Por ejemplo, yo soy madridista y mi suegro es del Barça hasta la médula... Ya te puedes imaginar la coña que hemos tenido este mes con esto del triplete... Pero aún así nos llevamos de maravilla. Las rivalidades en su justa medida anima a la persona a superarse, es cuando nos pasamos, cuando llega la sangre al río, cuando deja de ser saludable.

    De todas formas no sabía que todavía existían en España carreras de cuádrigas. Muy interesante, y posiblemente herencia Bizantina, porque toda la zona del litoral suroriental español en la cuál se encuentra Lorca fue territorio del Imperio Bizantino durante un tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Tendrías que aclarar quizás que este artículo para variar, no es mío. No sé que pasó con el publicado por... pero en esta plantilla ha desaparecido.

    Respecto al tema es una suerte que en estos años de historia las disputas se lleven al ruedo político y que no sea preciso invadir países para reafirmar el poderío de unos sobre otros.

    Aunque por desgracia hay politicos que siguen entendiéndolo así.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email