miércoles, 25 de junio de 2008

La próxima: ¿la burbuja ecológica?

Tras la burbuja inmobiliaria global que hemos vivido y la burbuja alimentaria y petrolifera que estamos viviendo ahora, nos preguntamos cual será la próxima burbuja.

Los expertos ya apuntan a una muy verosimil: la burbuja ecológica. Y es que no sé si se han fijado, pero las preocupaciones por el ecologismo han invadido la sociedad y se han permeabilizado en el mercado. La pionera en esto desde luego es la Union Europea, que con su preocupacion por el cambio climatico, ha lanzado una serie de directivas encaminadas a reducir la emision de gases de efecto invernadero. Asi mismo, los distintos gobiernos, como el español, están decididos a apoyar fiscalmente la compra de vehículos que contaminan menos.

Esta preocupacion por lo verde también está empezando a calar en las políticas energéticas. El 20 % en "renovables" para el año 2020 es una de las directivas europeas aprobadas. España en este sentido se encuentra en una posicion estratégica muy ventajosa para lograrlo.

Pero no solo la moda verde afecta a los gobiernos sino también esa preocupacion social empieza a calar en cierto modo en las empresas. Aunque en cierto modo estos son campañas de marketing para fortalecer la imagen de estas empresas, es significativo el calado cada vez mayor de este tipo de publicidad.

Pero, este fenómeno ¿se convertirá en burbuja? Hay que tener en cuenta que la especulación se mueve siempre a sectores con una fuerte perspectiva de crecimiento de beneficios futuros. Si pensamos que el cambio climatico forzará a los gobiernos mundiales a tomar cada vez más medidas en favor del clima, es posible que estas actividades sean cada vez más rentables.

En un clima economico donde el petroleo es cada vez una energía más y más costosa, la energía renovable se presenta como una gran alternativa de futuro.

¿Sería dañina una burbuja verde? Desde el punto de vista de la salud del planeta que todo el mundo se vuelque hacia este tipo de preocupaciones no parece en principio dañino. Pero hay que matizar.

Toda burbuja se caracteriza por una sobrevaloracion del activo con el que se especula. Si se formara una burbuja verde, las energías renovables y todo lo relacionado con este sector entraría en una espiral de valoracion alcista cuyas consecuencias, como toda burbuja, son nefastas en términos distributivos.

En otras palabras para la salud del planeta la aparicion de esta burbuja sería muy beneficiosa. En términos sociales puede ser muy costoso. Y es que algo asi estamos empezando a ver con el ejemplo de los biocarburantes. Quemar alimentos para producir energía motriz puede parecer la solucion perfecta al petroleo. Pero esos alimentos que se queman dejan de llegar a determinadas personas que no pueden costearselo provocando hambrunas letales en el mundo pobre.

En resumen, el coste social de una burbuja, va más allá de los beneficios o externalidades positivas que su aparicion puedan producir en la naturaleza. Matar millones de seres humanos de hambre es ecológico desde el punto de vista planetario, pero es socialmente inaceptable.

Por tanto
Ecologismo sí, pero sin burbuja.

3 comentarios:

  1. ANÉCDOTAS DE LA CRISIS INMOBILIARIA

    Y LAS HIPOTECAS BASURA



    Rafael del Barco Carreras



    En ese trastear por Barcelona di con un tema, a propósito para mi curiosidad y obligación de ganarme la vida “en negro”. A un par de años que en la Modelo, 1992 - 93, conocí a los extorsionados por el Juez, mi ex abogado, Luis Pascual Estevill, y mi otro ex Juan Piqué Vidal, y repito, no es que me abrieran los ojos, ya se me habían saltado de las órbitas años atrás, pero confirmé que su amoralidad no tenía límites, y ante una de las muchas “operaciones financieras” (estafas) de su entorno no pude retenerme.

    Un terreno ¡recalificado! de una sociedad de Javier de la Rosa se vende a una comunidad de propietarios, que construye con hipoteca de una caja de ahorros. La constructora, en práctica quiebra, además trabajaba para el Ayuntamiento con presupuestos por debajo de los 50.000.000 millones de pesetas por aquello de su calificación para contratar con la Administración Pública y el importe máximo para contratos de “urgencia” sin plicas y subasta. Pero lo intrigante para mí, no es que el terreno se compra a quien se compra a nuevo y desorbitado precio por su recalificación y con qué repartos (ya se habían publicado varias grandes astillas en edificios de la Generalitat de Pujol), o que la caja de ahorros ponga el dinero con la garantía de ese terreno y financie las certificaciones de obra (o sea, en principio nadie “pone un duro” y con el dinero de la caja de ahorros los “cerebros” ya se han repartido unos milloncejos con el terreno), sino que los compradores (asociados en Comunidad de Propietarios) deban pagar 300.000 pesetas de hipoteca mensuales cuando son todos jóvenes de un “nuevo” cuerpo de la Generalitat que cobraban entonces bastante por debajo de esa cifra.

    Me reí ante las pataletas de los constructores, no demasiado inocentes ampliando a petición de cualquier “propietario” los iniciales presupuestos, y me inquietó una reunión de acreedores donde algún proveedor (autónomos, pintores, electricistas, encofradores, albañiles) amenazaba suicidarse si no cobraba. ¡Su trabajo!, ¡el pan de sus hijos!. Mi presencia duró una semana. Mi experiencia demostraba que en esas situaciones, donde todos los ingredientes flotan fuera de cualquier lógica, y con los del PODER en la trastienda, se detiene al último que se sienta en alguno de los lucidos despachos, y si es un “estafador con antecedentes” tanto mejor. Los pillados constructores no buscaban el “asesoramiento” o “gestión de la experiencia” sino colocar el muerto, y quizá… a mí mejor que a otro.

    Moraleja, esa caja de ahorros se encuentra con unas casas cuya hipoteca excede en mucho su valor, y unos “propietarios” a los que solucionaron su “problema de vivienda” con un excelente adosado en el área de Barcelona, y los “plazos mensuales”… hasta la eternidad, diría yo, aunque la superinflación inmobiliaria de los últimos años haya ayudado a la entidad a reajustar la operación contablemente, y los sueldos de aquellos compradores ya alcanzan ahora la mensualidad de la hipoteca… pero los acreedores de material, constructora y subcontratados no cobraron.

    Y desde aquellos 95 y siguientes, el mercado de las “hipotecas basura” se ha complicado no solo con recalificaciones y disparatados precios de terreno y obra, o compradores insolventes, sino hasta nóminas falsas…o peor con DNI falsificado. Lo de la “basura”, a medida que se acumulen las “quiebras”, cerrado el grifo de las vacías “cajas de ahorro”, aparecerá no solo en las “hipotecas” sino en TODO EL PROCESO. Y es de advertir que aquella quiebra sumaba unos centenares de millones de pesetas (HM Construcciones…SA, calle Ntra. Sra. del Coll…), cuando en este 2008, después de las elecciones, ya se acumulan varias que como PBEX, AISA, HABITAT ascienden a cientos de miles de millones o traducido en euros 1000, 2000, o los más de 6000 millones de EUROS de INMOBILIARIA COLONIAL SA, la hasta hace dos años inmobiliaria estrella de la CAIXA… y el tema continúa…

    ResponderEliminar
  2. Un estudio, encargado por el gobierno del Reino Unido, afirmaba que una inversión inmediata del 1% del PIB en la lucha contra el cambio climático significaría una reducción de la crisis económica que supondrá el CC, del orden del 3 al 5%.
    Imagino que por burbuja ecológica te refieres a que en la búsqueda desesperada por solucionar este problema, se destinen cifras astronómicas, en torno al 10% del PIB, descuidando otros sectores fundamentales.
    Dudo mucho muchísimo que esto llegue a ocurrir.
    Hasta ahora el (así a ojo) 99% de las políticas destinadas a combatir el cambio climático ha ido a ... ¡campañas de concienciación! (echad un vistazo a las subvenciones que se ofrecen por este concepto).
    No hay ninguna gran inversión en investigación, ni en proyectos de ingeniería. En lo único que hemos avanzado es en centrales eólicas y seguimos desaprovechando el potencial solar. Creo que la razón es porque, pensando en una gestión empresarial privada, la energía solar no es fácil de controlar, ya que cada usuario tendría su instalación y no generaría ingresos a ninguna empresa (o beneficios marginales por mantenimiento de las instalaciones).
    Pero si lo que te preocupa es que falte dinero para cosas importantes, ¿por qué no lo cogemos de donde no lo es tanto y, sin embargo, derrochamos? ¿Cuánto de los presupuestos va a gasto militar? ¿Para qué reformar el mismo parque tres veces en cinco años? Los gobernantes corruptos nos cuestan mucho: recursos despilfarrados en cosas innecesarias con las que se llenan ellos los bolsillos y la ocasión perdida de arreglar cosas necesarias. Quizá aumentar el gasto en la lucha contra la corrupción arroje un saldo positivo a final de año, que podamos destinar al cambio climático.

    Por cierto, los agrocombustibles no son muy efectivos contra el cambio climático, incluso pueden ser perjudiciales. Para lo que sirven de verdad es para tener combustible ante la escasez de combustibles fósiles.
    Es curioso cómo las políticas que acaban apoyando los gobiernos, en lugar de ser las más efectivas, acaban siendo las que más favorecen a los tipos que les han puesto donde están.

    P.D.: El cambio climático es sólo la última y más amenazante agresión contra el medioambiente, pero no es la única.

    ResponderEliminar
  3. yo creo que la proxima burbuja estar referida a las obras de arte.
    saludos

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email