lunes, 2 de febrero de 2009

Internacionalización de empresas

España, tras los Estados Unidos, presenta el déficit exterior más abultado del mundo, en términos relativos. Este déficit es resultado fundamentalmente de que las importaciones son muy superiores a las exportaciones. Esto por si solo no es negativo, pero incurrir en un déficit de forma continua y prolongada puede resultar muy negativo y derivar a la larga en una suspensión de pagos como la que sufrio Argentina hace unos años.

Si bien es verdad que estamos lejos de esa situación, ahora que estamos en crisis sería un buen momento para replantearse nuestra estructura comercial y potenciar nuestras exportaciones en aras a corregir ese abultado déficit.

Y para ello es de vital importancia que nuestras empresas vuelquen sus esfuerzos en la Exportación. Es lo que se denomina el proceso de internacionalización de empresas.

Las empresas españolas siempre se han caracterizado por tener escasa vocación de comerciar en el exterior. Este problema hace que, en la mayoría de los casos estas recurran exclusivamente a exportar en caso de necesidad. Es decir, para cubrir una falta de demanda en el mercado español, las empresas buscan mercados exteriores con los que poder sacar sus stocks.

Es lo que en estos momentos están haciendo multitud de empresas de la construcción, que están forzando su marcha a paises del magreb y del este de europa en busca de mercados mejores.

Sin embargo, el proceso de internacionalización no se puede acometer “si no hay más remedio”. Las empresas necesitan planear con tiempo la entrada en otros mercados, en muchos casos la entrada requiere años de preparación.

Todo este proceso está muy relacionado con la búsqueda de ventajas competitivas que hagan que la aventura de la empresa no fracase. Por ello, aquellas empresas que salen sin preparación pueden darse de bruces con un mercado que no conocen o no comprenden y en el que no presentan ningún tipo de diferenciación.

Si queremos corregir nuestra balanza exterior, y de paso salir de esta agobiante crisis, es preciso cambiar todo el modelo productivo para que ofrezca calidad a precios interesantes y podamos, en consecuencia, sacar mucho mejor nuestros productos al exterior.

De no hacerlo, corremos el riesgo de que esta situación nos lleve a la bancarrota como ya ha ocurrido en países como Islandia, en teoría mucho mejor preparada que nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email