miércoles, 1 de julio de 2009

¿Y si ignorásemos a ETA?

Siempre he tenido la sensación de que lo que hace falta en la vida para prosperar, es saber llamar la atención. Da igual si lo que pretendes es ganar dinero, ganar unas elecciones o captar gente para una secta. Si tienes atención mediática suficiente, lo lograrás. Sino, fracasarás estrepitosamente.

En el caso de la banda terrorista Eta tengo esa misma sensación. Eta matará por muchos motivos, injustificables naturalmente, pero el principal es por llamar la atención, por focalizar la mirada de los españoles. Asi consigue dos cosas. La primera y evidente, el rechazo unánime de los que creemos en la democracia. Y la segunda, victimizarse ante los ojos de sus simpatizantes.

Porque para que negarlo, Eta tiene muchos simpatizantes, especialmente en el País Vasco, que, gracias al discurso de sus brazos políticos y toda la propaganda que rodea a Eta, se creen unos oprimidos. Sí sí, aunque suene ridiculo, se creen víctimas de una especie de totalitarismo del Estado Español.

Esos se nutren de la frustracion de muchos vascos donde el discurso radical nacionalista ha calado muy hondo. Si hablas con un terrorista o un simpatizante de estos, seguramente es como si hablaras con un fundamentalista ideológico radical. Alguien cuyo cerebro ha sido absorbido y manipulado hasta tal punto que perfectamente se podría decir que pertenece a una secta. Alguien que entra en el círculo de Eta dificilmente puede salir lo mismo que alguien que entra en los Testigos de Jehova o en los Mormones.

Es atroz, pero cualquier persona que cae en sus círculos ideológicos es capaz de justificar una muerte en pro de una causa política. No es capaz por tanto la deslegitimacion que un asesinato produce para una causa. Y aunque la educacion pueda ser un arma para luchar contra este tipo de sectas terroristas, lo cierto es que muchos de los que entran en estas no son personas precisamente ignorantes.

Por tanto y analizando en conjunto vemos que el método de captacion fundamental de eta es llegar a las frustraciones de muchos vascos y aprovecharlas para sus fines. Esto me lleva a plantear que quizás si eta no fuera capaz de llegar a esas personas, quizás estaríamos luchando de forma más eficaz contra eta.

Lo que voy a decir ahora puede sonar muy polémico pero me gustaría que fuera analizado en su contexto. ¿Y si no dieramos atención mediática a ningun acto de Eta? Con esto no me estoy refiriendo que cuando eta mate ignoremos a las víctimas. Debemos atenderlos en la medida de lo posible. Pero quizás si no se le prestara atención desde los medios, si nadie, salvo las redes del Estado y los círculos de Familiares supiera lo que estos energumenos hacen, quizás así no podrían utilizar el discurso victimista. Quizás así nunca lograrían sus objetivos pues nunca podrían llegar a las suficientes personas para difundirlos.

Quizás esté diciendo una barbaridad, pero cada vez que Eta mata a alguien y lo ponemos en las portadas de los informativos, me da la sensación de que les estamos haciendo el trabajo propagandístico.

1 comentario:

  1. Quizás tengas razón en el sentido de que les hacemos el trabajo propagandístico, pero ten en cuenta de que ellos mismos tienen sus propios medios de comunicación para conseguir llegar a la gente. Por ejemplo, y siguiendo tu analogía, los Testigos de Jehová tienen la misma capacidad, pero tienen mucho menor seguimiento mediático.
    A mi parecer la guerra contra ETA también tiene que librarse en un plano comunicativo. A ver si ahora que no hay un gobierno nacionalista en el País Vasco también se libra esta guerra mediática y de una vez por todas acabamos con esta plaga que lleva más de 50 años torturándonos.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email