sábado, 4 de octubre de 2008

Burbujas Gemelas

En este blog hemos hablado a menudo de la burbuja inmobiliaria. Pero es bien conocido que las burbujas no limitan su acción a los bienes a los que afectan. Dicho en otras palabras, la especulación, alma de las burbujas, provoca no solo que se inflen los precios de los bienes a los que ataca sino que a menudo arrastra a otros sectores a espirales inflacionistas o productivas sin que necesariamente estos sectores estén siendo directamente afectados.

Es lo que se podría denominar burbujas colaterales o burbujas gemelas. En el caso del sector inmobiliario, de gran importancia en la economía, esta característica sobresale. Así ocurrió con la burbuja mobiliaria que corrió paralela al desarrollo de la burbuja inmobiliaria española.

La fuerte elevación de los precios de la vivienda provocó un poderoso impulso a la producción de todo tipo de bienes mobiliarios tales como sofás, estanterías, camas, etc... que vieron incrementar sus ventas y en algunos casos también sus precios.

Pero no solo se limitó estrictamente a los muebles sino que también afectó a la producción de todo tipo de electrodomésticos de gama marrón y blanca.

Por ello, durante los últimos 15 años se vivió un auténtico boom de ventas en los sectores de equipamiento de hogar, que sin estar afectados por la especulación, se vieron arrastrados por la demanda de vivienda en España.

Pero con el fin de la burbuja inmobiliaria llegó también la crisis para este sector. Las venta de viviendas se hundió en más de un 30 % hundiendo paralelamente al sector. Multitud de tiendas se han visto obligadas o bien a cerrar o bien a ofrecer descuentos históricos para afrontar la fuerte reducción de la demanda.

Pero incluso sin estar directamente relacionados, algunos sectores se están viendo fuertemente afectados por la crisis inmobiliaria. Un ejemplo de ello es el sector del automóvil que se enfrenta también a un hundimiento de ventas muy similar al de la vivienda.

¿Podría considerarse una burbuja gemela? Si nos paramos a reflexionar podemos encontrar la respuesta. Una de las consecuencias de la burbuja inmobiliaria fue el hecho de que en el centro de las grandes ciudades el precio de la vivienda se viera disparado a niveles inaccesibles para la gran mayoría de la sociedad. Esto hizo que aquellos que quisieran comprarse una vivienda estuvieran obligados a hacerlo en la periferia y con ello forzados a adquirir también un vehículo para sus desplazamientos al centro.

Vemos por tanto que también el hundimiento de la venta de coches puede explicarse en parte por el fin de la burbuja inmobiliaria.

Así las cosas, no es de extrañar la grave situación que experimenta la economía española, debido a las intensas ramificaciones que la burbuja inmobiliaria creó en el tejido productivo. Y es que el fin de la burbuja inmobiliaria está suponiendo el fin de multitud de burbujas gemelas originadas al abrigo de especulación.

2 comentarios:

  1. Discrepo.

    Es una crisis y en las crisis TODO está chungo ¿Por qué? Fácil, seguimos cobrando el mismo dinero y los precios de los alimentos básicos (y de todo lo de primera necesidad) suben.

    Si te gasta más dinero en los bienes de primera necesidad, te queda menos dinero para los lujos. Ergo, kein coches mehr, kein joyas mehr, kein tio gilito mehr,...

    Lo de la burbuja gemelas parece bastante razonable pero creo que las crisis afectan a todo y a todos.

    Es mi modesta opinión.

    PD: Lo de los electrodomésticos y el equipamiento de hogar no se te habrá ocurrido por nada especial, no? ;)

    ResponderEliminar
  2. A ver, no se me ha entendido lo que quiero decir (mea culpa).

    Lo que quería exponer es que la especulación es un factor explicativo adicional a los movimientos de oferta y demanda que hay en estos mercados pero no por influencia directa, sino indirecta.

    En cristiano, si la especulacion afecta al mercado de la vivienda, todo lo que esté relacionado con la vivienda se verá economicamente afectado (oferta, demanda precios...)

    Por supuesto que en crisis todo está chungo lo mismo que en expansion todo va fenomenal. Lo mismo que la gente explica la subida de la vivienda por la expansion economica que vivimos.

    Pero en realidad no crecimos tanto como para alcanzar semejantes precios. Por tanto hay un factor adicional que explica por qué subió el precio, la especulación. Pero los precios subieron también porque teníamos más dinero, más baratas las hipotecas, etc...

    Hay por tanto factores reales y factores psicologicos especulativos que influyen en los precios de los activos.

    Pues lo mismo que pasa con la vivienda pasa con todos aquellos bienes más o menos relacionados con esta.

    No sé si se me entiende que quiero decir.

    ResponderEliminar

Los comentarios fuera de tono, con contenido insultante u ofensivo, ya sea a los autores, como a cualquier participante, serán borrados de inmediato.

Es posible discrepar y ser educado a la vez.

Buscar en este blog

Historias relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe las ultimas novedades por email